PERFIL
ANTERIORES
13/12/2017
10/12/2017
09/12/2017
08/12/2017
07/12/2017
06/12/2017
05/12/2017
04/12/2017
03/12/2017
15/09/2017

3
0
Mirador

Mirador


Armando Fuentes Aguirre

“San Virila no hacía milagros. Se le caían, igual que a los niños se les caen las canicas de las manos”.

Eso lo escribió James Haggerton, su biógrafo mejor.

El conocido hagiógrafo relata cómo el santo hizo que brillara un tibio rayo de sol sobre el perrito que tiritaba de frío una mañana de invierno nebulosa y gris. Igualmente narra de la vez en que el campanero resbaló y cayó de lo alto de la catedral. En medio de su caída San Virila hizo un ademán y el hombre descendió suavemente, como pluma llevada por un viento leve, y llegó sin daño al suelo. “Ten más cuidado, hijo -lo amonestó el santito-. La próxima vez puede suceder que no ande yo por aquí”.

Dice Haggerton que San Virila no daba importancia a sus milagros. “Los verdaderos milagros -solía decir- son los que los hombres no ven. El milagro de un nuevo día. El milagro de un niño que nace. El milagro de la tierra que da fruto. El milagro de nuestra presencia en el mundo. Ésos son milagros. Los míos son simplemente trucos”.

Concluye el biógrafo de San Virila: “Diariamente hacía el sencillo milagro de la humildad”.

¡Hasta mañana!...



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.90
Venta
$18.70
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx