27/09/2017

0
1
Pasadizo secreto

Brujos, adivinos o videntes


Miguel Rodríguez Sosa

Desde la toma de posesión de la actual administración municipal 2016-2018 la ciudad se encuentra como estática, se aprecia como en cámara lenta, al verse que las obras de gran impacto no llegan, siguen en suspenso, en consecuencia, la ciudadanía en general adolece de los beneficios, de los programas que de cierto modo engrandezcan su economía; entonces, y ante estas actitudes, queda claro para los neolaredenses que para visualizar, entender cómo será su futuro económico a corto plazo, no se requieren de brujos, adivinos o videntes.

La pavimentación de calles, bacheo, así como programas dirigidos hacia centros escolares no pudieran considerarse como suficiente o basto en el desempeño de un alcalde, al ser estos rubros actividades propias de sus subordinados, secretarías creadas para lo mismo, labores que por supuesto no distraigan a la primera autoridad de otras importantes cuestiones.

Entonces, los ramos que realmente preocupan a la ciudadanía, los que en verdad deberían ser tomados como estandarte de progreso, son los enfocados precisamente al desarrollo de la ciudad en cuestiones de comercio y economía, éstos, anexados al mantenimiento y proyección de la ciudad, al entenderse que juntos le darían ese plus, esa calidad a esta frontera.

El cuidado de la imagen de la ciudad debe ser primordial, mas sin embargo, por igual es de fácil comprensión que cuando una obra de esta naturaleza se proyecta, se lleva a cabo y se termina, y al ser este tipo de actividades una tarea de la autoridad en turno, no deberá hacerse tanto alarde a la misma, por lo mismo no se vería bien que el Presidente de la República o el mismo Gobernador vengan a aplaudir lo que dentro de las funciones como alcalde de Nuevo Laredo, en obra pública es sujeto obligado para con la ciudadanía.

Cosa contraria sería el inaugurar un importante proyecto, como edificación para algún fin, puente internacional o centro estratégico de comercio internacional, un gran consorcio comercial que viniera a generar aparte de imagen, trabajo, y que por la magnitud de las obras sí que fuera necesaria la presencia de la autoridad competente, esto para darle realce, proyección, quizás el visto bueno sobre su funcionalidad en todos los aspectos.

A más de un año de haber tomado posesión esta administración municipal, de parte de ellos no se ha visto ningún plan de trabajo, proyecto de relevante importancia que venga a cambiar por decir así el rumbo económico de esta frontera; es una lástima que a Nuevo Laredo sus propias autoridades lo desperdicien de esta forma, y que tan sólo lo alimenten a través de las incógnitas, con incertidumbre, así como de proyectos nada creíbles, tangibles.

Ante los negativos resultados sobre progreso económico que en este periodo municipal ha tenido Nuevo Laredo, algunos podrían considerar que la ciudad está “salada”, otros quizás dirían que está “embrujada”, mientras otros tantos ciudadanos sin temor a equivocarse estarían pensando que es obra de un “maleficio”.

Sea cual sea la opinión de los distintos grupos ciudadanos, algo sí debe quedar en claro, que el futuro de Nuevo Laredo económicamente hablando, se obtiene a base de planeación, trabajo, esfuerzo, participación y ganas, muchas ganas de hacer excelentemente bien las cosas, así entender que, ante la incertidumbre, el futuro económico no es tan sólo cuestión de “suerte”.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx