PERFIL
ANTERIORES
20/06/2018
06/06/2018
30/05/2018
23/05/2018
15/05/2018
09/05/2018
02/05/2018
18/04/2018
03/01/2018

0
0
Compartiendo opiniones

Y usted, ¿qué busca?


Padre Leonardo López Guajardo

Y finalmente empezamos el año nuevo, y empieza con una celebración muy querida por los mexicanos, la de los Reyes Magos. En España la celebración es preparada con entusiasmo, con un espectacular desfile por las principales avenidas. Una celebración más esperada que la mismísima Navidad.

Pero, más allá de una rosca con uno o más muñequitos, que se consumirán por millones en el país, independientemente de sus creencias religiosas, ¿qué significa para usted esta fecha? En su último mensaje sobre la Epifanía, el Papa dijo lo siguiente:

“Queremos adorar. Los hombres de Oriente fueron a adorar, y fueron a hacerlo al lugar propio de un rey: el Palacio. Y esto es importante, allí llegaron ellos con su búsqueda, era el lugar indicado: pues es propio de un rey nacer en un palacio, y tener su corte y súbditos. Es signo de poder, de éxito, de vida lograda. Y es de esperar que el rey sea venerado, temido y adulado, sí; pero no necesariamente amado. Esos son los esquemas mundanos, los pequeños ídolos a los que le rendimos culto: el culto al poder, a la apariencia y a la superioridad. Ídolos que sólo prometen tristeza, esclavitud, miedo.

“Y fue precisamente ahí donde comenzó el camino más largo que tuvieron que andar esos hombres venidos de lejos. Ahí comenzó la osadía más difícil y complicada. Descubrir que lo que ellos buscaban no estaba en el palacio sino que se encontraba en otro lugar, no sólo geográfico, sino existencial. Allí no veían la estrella que los conducía a descubrir un Dios que quiere ser amado, y eso sólo es posible bajo el signo de la libertad y no de la tiranía; descubrir que la mirada de este Rey desconocido -pero deseado- no humilla, no esclaviza, no encierra.

“Descubrir que la mirada de Dios levanta, perdona, sana. Descubrir que Dios ha querido nacer allí donde no lo esperamos, donde quizá no lo queremos. O donde tantas veces lo negamos. Descubrir que en la mirada de Dios hay espacio para los heridos, los cansados, los maltratados, abandonados: que su fuerza y su poder se llama misericordia. Qué lejos se encuentra, para algunos, Jerusalén de Belén.

Herodes no puede adorar porque no quiso y no pudo cambiar su mirada. No quiso dejar de rendirse culto a sí mismo creyendo que todo comenzaba y terminaba con él. No pudo adorar porque buscaba que lo adorasen. Los sacerdotes tampoco pudieron adorar porque sabían mucho, conocían las profecías, pero no estaban dispuestos ni a caminar ni a cambiar.

“Los magos sintieron nostalgia, no querían más de lo mismo. Estaban acostumbrados, habituados y cansados de los Herodes de su tiempo. Pero allí, en Belén, había promesa de novedad, había promesa de gratuidad. Allí estaba sucediendo algo nuevo. Los magos pudieron adorar porque se animaron a caminar y postrándose ante el pequeño, postrándose ante el pobre, postrándose ante el indefenso, postrándose ante el extraño y desconocido Niño de Belén, allí descubrieron la Gloria de Dios”.

Hasta aquí las palabras del Papa. Muchos de nosotros caemos en el mismo error de los magos, buscar la salvación (si somos creyentes) o la felicidad (si no lo somos), en los lugares equivocados, que siempre prometen más de lo que pueden ofrecer, y, preferimos seguir al lado de estos Herodes, a cambiar de esquemas mentales.

Es el reto que nos ofrece esta fecha, una actitud en la que usted, como siempre, tiene la última palabra.

padreleonardo@hotmail.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.30
Venta
$19.90
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx