PERFIL
ANTERIORES
20/04/2018
17/04/2018
16/04/2018
14/04/2018
11/04/2018
04/01/2018

1
1
Río revuelto

Murió esperando un día soleado


Redactores

Don Hipólito, no fué víctima de la misma indiferencia que fulmina a personas sin hogar que sucumben ante la mezcla del frío y el alcohol.

En la edición de ayer dábamos cuenta de una problemática de la que poco se habla, de cómo las personas con las características de la indigencia que fallecen en la vía pública, tienen en común esa mezcla de factores, pues si bien es difícil presumir que mueren de frío o derivado del consumo del alcohol, si están presentes esos dos elementos.

En esta ocasión el Bayito 2 -un sector con muchas carencias, comenzando por el acceso a los servicios básicos-, fue el escenario que vió a Don Hipólito dar su último aliento, pero en definitiva, no le fué indiferente a su semejantes, pues era estimado por residentes del lugar.

Sí tenía un problema con el alcohol, según reconocen los vecinos, pero no lo asociaban a una persona negativa ni problemática, sino como un ser lleno de nostalgia que lamentaba una ruptura sentimental y pasaba sus días en medio de la tristeza.

El martes al atardecer Hipólito se dirigió a su casa para dormir temprano y poder aprovechar el pronóstico más favorable para lavar, y así murió, esperando un día soleado con una botella de alcohol en la mano derecha.

Lamentablemente, esa ilusión de calor que provee el alcohol, ha llevado a muchos a creer que mitigarán el frío, cuando en la realidad además de perder el conocimiento quedando tendidos en el suelo sin el abrigo adecuado, debilitan su organismo con la intoxicación y la deshidratación que ésta conlleva aunado a la inhalación del aire tan frío que termina de afectarlos.

El crudo invierno también ha traído otras consecuencias, como el congelamiento económico del Centro de la Ciudad, que al menos por unos días durante el fenómeno de compras navideñas había visto un breve auge, y ahora se enfrenta a ventas muy bajas y en algunos casos prácticamente nulas, pues las bajas temperaturas combinadas con el periodo vacacional han provocado que los ciudadanos se abstengan de salir a las calles.

Aunado a esto, se comienzan a percibir los efectos de la legendaria “cuesta de enero”, y es que efectivamente los neolaredenses se encuentran muy gastados luego de los eventos de fin de año donde desembolsaron en regalos, comidas y cuanta celebración hubo durante las fechas.

Tan intensa está la temporada invernal , que se registró en Florida el ambiente nevado, y con estas heladas que son poco usuales en esa región, se anticipa que se vea afectada su producción de naranjas, lo que puede derivar en que sea requerida la exportación de este producto de México.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.20
Venta
$17.90
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx