PERFIL
ANTERIORES
12/09/2018
05/09/2018
22/08/2018
08/08/2018
01/08/2018
25/07/2018
18/07/2018
10/01/2018

1
0
Compartiendo opiniones

Año de elecciones


Padre Leonardo López Guajardo

Se nos dirá hasta la saciedad que este año es el año de las elecciones, de que el futuro de nuestro país dependerá de nuestra decisión. Y, aunque esto es en parte cierto, hay que tomar en cuenta que en eso de las elecciones, es cosa de todos los días, y esas decisiones son, para nuestra vida personal, a veces mucho más importante y trascendente que las elecciones políticas.

Eso lo vimos a principio de año, los días que el frío pegaba más fuerte, cuando una brigada de Protección Civil hacía sus rondines en diversos rumbos de la ciudad, donde las personas que viven en situación de calle acostumbran dormir. Algunos de ellos aceptaron hospedarse en el refugio. Otros prefirieron quedarse fuera de esos albergues, ya que en ellos se les prohibiría consumir su bebida barata de alcohol, más efectivo para ellos para mitigar el frío, afirmación que ningún doctor avalaría. Y, contra todo sentido común eligieran soportar ese clima. En algunos casos, tomar esa decisión les costó la vida.

Es difícil entender para nosotros las razones por las que estas personas toman ese tipo de decisiones, pero lo cierto es que muchos de nosotros, nos parecemos a ellos más de lo que pensamos. Y a veces, nuestras peores decisiones las hemos tomado así, dejando que el orgullo, el rencor o la inmadurez se conviertan en los responsables de nuestras decisiones.

En su mensaje a los diplomáticos, el pasado lunes, el Papa ha señalado la importancia de nuestras decisiones, que no podemos tomar a la ligera.

“Al recordar algunos de los derechos contenidos en la Declaración Universal de 1948, no pretendo ignorar un aspecto estrechamente relacionado con ella: todo individuo tiene también deberes hacia la comunidad, dirigidos a ‘satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.

El reclamo a los derechos de todo ser humano debe tener en cuenta que cada uno es parte de un cuerpo más grande. Al igual que el cuerpo humano, también nuestras sociedades gozan de buena salud si cada miembro cumple su tarea, sabiendo que la misma está al servicio del bien común.

Entre los deberes particularmente urgentes en la actualidad se encuentra el cuidado de nuestra Tierra. Sabemos que la naturaleza puede ser cruenta, incluso cuando no es responsabilidad del hombre. Lo hemos visto el año pasado con los terremotos que han golpeado en distintos lugares de la tierra, especialmente en los últimos meses en México e Irán, provocando numerosas víctimas, así como con la fuerza de los huracanes que han afectado a varios países del Caribe alcanzando las costas estadounidenses, y que, aún más recientemente, han golpeado Filipinas.

Sin embargo, no debemos olvidar que hay también una responsabilidad primaria del hombre en la interacción con la naturaleza. El cambio climático, con el aumento global de las temperaturas y los efectos devastadores que conllevan, son también una consecuencia de la acción del hombre. Por lo tanto, es necesario afrontar, con un esfuerzo colectivo, la responsabilidad de dejar a las generaciones siguientes una Tierra más bella y habitable, trabajando a la luz de los compromisos acordados en París en 2015, para reducir las emisiones a la atmósfera de gases nocivos y perjudiciales para la salud humana.

Todos los hombres y mujeres de este mundo, y en particular los que tienen responsabilidades de gobierno, están llamados a cultivar el mismo espíritu de servicio y solidaridad intergeneracional, y así ser un signo de esperanza para nuestro mundo atribulado”.

Así pues, no necesitamos adivinos que nos digan, por ejemplo, quiénes serán nuestros futuros gobernantes, la primera decisión, y la elección, es importante, es la que todos los días debemos de realizar o para ser mejores personas, convencidas de que no se puede renunciar a la responsabilidad de un país, o de dejarla en políticos, cuyas acciones, han desilusionado a tantos. No deje que otros tomen sus decisiones y no culpemos a otros de haber renunciado a ellas, pero ello, como siempre, usted tiene la última palabra.

padreleonardo@hotmail.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.60
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx