28/01/2018

36
0
PRO Inclusión

El país incluyente: familias rebeldes tomando el timón


Martha Luján

En menos de una semana, el Gobierno de México está obligado a presentar ante Naciones Unidas un Segundo Informe Oficial sobre las acciones que ha implementado para aplicar la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPC) y con ello garantizar el ejercicio pleno de sus derechos y la promoción de una cultura de inclusión. La CDPC es un tratado de derechos humanos muy avanzado, que afortunadamente tiene un mecanismo de seguimiento, así que presentar estos informes de avances, es una obligación que está contenida en ella misma. Eso es buenísimo, porque significa que la firma de la Convención no fue sólo un hecho protocolario y ya, sino que hay periódicamente momentos como éste, en el que se “radiografía” la situación actual de nuestro país, para ver cómo vamos.

Supongo que muchos podemos anticipar que la opinión oficial de gobierno es que el trabajo emprendido -ante sus ojos- está bien hecho. Creo que “oficialmente” México está verdaderamente dando pasos importantes con destino a convertirse en un “país incluyente”. Pero: ¿qué opinan las personas con discapacidad? ¿Cómo calificamos las familias, las acciones de gobierno en materia de discapacidad? ¿Cómo percibimos las políticas públicas desde las organizaciones de la sociedad civil que atendemos el tema de la discapacidad?

Para mostrar “otra versión”, un colectivo de organizaciones a nivel nacional COAMEX apoyados por Scotiabank, están impulsando acciones en todo México, para elaborar un Informe Alternativo o Sombra, sobre la percepción que tenemos como sociedad civil respecto a los avances y desafíos del Gobierno en materia políticas públicas, programas y/o servicios dirigidos a las personas con discapacidad a fin de presentarlo posterior al Informe Oficial, también ante el Comité de discapacidad de la ONU. La principal herramienta para recabar información para este efecto es la Encuesta Nacional para el Informe Alternativo (ENIA).

Cuando la ONU reciba el “Informe Oficial” del gobierno mexicano, lo contrastará con las otras voces (el Informe COAMEX y algunos otros) para emitir en los próximos años recomendaciones que deberán traducirse en políticas públicas.

Desde hace algunas semanas, en PRO inclusión AC (la organización en la que trabajo), estamos participando como centro de acopio de información ENIA. Por lo tanto he estado muchas horas detrás de una computadora, animando y apoyando a muchos para responder el cuestionario online.

Lo primero que encontré gracias a esta actividad, es la gran necesidad de hablar con las familias en temas de cultura de inclusión, de salud y del ejercicio del gobierno. No han sido pocas las mamás quienes al terminar el cuestionario se han quedado en la charla sobre derechos de sus hijos o hijas. Cuestionando cómo es que el gobierno sigue olvidando que también nosotros somos mexicanos.

Hemos hablado de aulas excluyentes y violentas, de servicios deficientes de salud, de falta de oportunidades laborales para nuestros hijos con discapacidad intelectual. Nos hemos preguntado el porqué los funcionarios de gobierno no son sensibles ni empáticos ni hacen muchas veces lo que les toca. Hablamos de Tamaulipas, de Veracruz y de Chiapas.

También hemos hablado sobre los medios de comunicación y de cómo incumplen muchas veces con su obligación de generar cultura de inclusión y de cómo provocan y promueven la intolerancia y la discriminación. Hemos hablado de políticas fallidas y de “operaciones de emergencia en desastres naturales y reconstrucción” no accesibles. Hablamos sobre el desconocimiento generalizado de la Convención.

Para muchas de las personas con las que he hablado los últimos días, los avances han sido pocos y han sido impulsados principalmente por familias y organizaciones de la sociedad civil, quienes de la mano hemos definido lo que no queremos seguir viviendo al lado de nuestros hijos y en un acto de rebeldía hemos tomado sin excusas ni lamentos el timón.

Tendremos que esperar un poco para conocer el resultado de esta Encuesta Nacional. También para saber cómo es que el Gobierno justifica lo poco que se ha logrado.

Espero con ansias escuchar las próximas recomendaciones del comité de expertos de la ONU. Pero lo que más espero, es seguir adelante desde mi trinchera, al lado de familias conscientes y dispuestas a todo, para lograr juntas que nuestros hijos puedan ejercer lo que dicen los tratados internacionales, la Constitución Mexicana y un puñado de leyes nacionales: ¡Nuestros hijos (todos) deben tener la oportunidad de ejercer plenamente sus derechos (siempre)!

PD. El cuestionario lo encuentran online http://www.coalicionmexico.org.mx/enia.html. Llenen la ENIA abierta (es la rosa).




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.00
Venta
$19.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx