PERFIL
ANTERIORES
28/11/2018
21/11/2018
07/11/2018
24/10/2018
10/10/2018
03/10/2018
07/02/2018

2
0
Compartiendo opiniones

La soledad


Padre Leonardo López Guajardo

“A todo se acostumbra uno, menos a la soledad”. Así dice un antiguo dicho y tiene mucha razón. Sin embargo, por nuestra conducta y criterios, muchos de nosotros pareciera que buscamos la soledad que destruye y nos nulifica.

Hace pocos días, en un diario de circulación nacional, salió un interesante y dramático artículo titulado “Europa enfrenta plaga: la soledad”. De este artículo extraigo las siguientes ideas:

Nueve millones de británicos (una sexta parte de la población), se sienten solos. El 50% de los mayores de 75 años viven sin compañía y los expertos recuerdan que el aislamiento es tan perjudicial a la salud como 15 cigarros diarios: eleva el número de demencia, depresión y adicciones, dispara las enfermedades cardiovasculares y aumenta en un 28% las posibilidades de una muerte prematura.

Cuando se ha planteado este debate en ocasiones anteriores, muchos analistas británicos han situado la raíz del problema en el particular carácter nacional, con una cultura de individualidad muy arraigada. Sin embargo, en los últimos años se ha vuelto indiscutible que los cambios sociales los han agravado. La vida comunitaria se ha debilitado y los recortes sociales de los conservadores durante los últimos siete años, con cierres de centros de día, bibliotecas… aceleraron el aislamiento, principalmente en los más ancianos.

La situación en otros países de Europa demuestra que el problema no es sólo británico. El envejecimiento de la población y la desaparición de espacios públicos han generado preocupación en sociedades tan distintas como la italiana o alemana. En España, llevan años registrándose muertes de personas solas en sus casas, que no son descubiertas hasta mucho tiempo después. En 2016, un juez de Vigo, una ciudad gallega, expresó públicamente su preocupación al cursar, en una sola semana, 15 casos de este tipo.

Un caso como el de María del Rosario Otero, de 56 años, momificada en su departamento, sin que ninguno de sus 130 vecinos se preocupara de su paradero.

Según el Instituto de Estadística Español, hay 4.53 millones de hogares unipersonales en el país, el 10% de la población, en el cual, el 42% son mayores de 65 años, en su mayoría, viudas.

Hasta aquí el artículo. Uno de los lectores, dejó plasmado su pensamiento al escribir:

“Europa ha renegado del cristianismo y la familia, los valores que la hicieron grande. Se les olvidó que la cultura occidental tenía su cimiento en estos 2 valores, han preferido sustituirlos por el egoísmo absoluto y por modelos aberrantes de familias, destruyéndola, y ahora, estas son las consecuencias, triste final para una cultura que fue la más vigorosa del planeta. Todavía se puede salvar, bastaría que volvieran sus ojos a sus orígenes, pero… se los dijo Juan Pablo II cuando hicieron la constitución europea y de un plumazo borraron 2 mil años de cristianismo: ‘Europa ha renegado de sus raíces’”.

Uno podría decir “eso ocurre en Europa y no en México”. Y es cierto, aunque no estemos en los niveles alarmantes de Europa, no es nada ilógico deducir que, para allá vamos. Hace poco, en El Mañana, apareció la inquietante noticia de que de cada tres matrimonios, uno acaba en separación, y, peor aún, después de muchos años de convivencia. Muchos son los que ya viven esa soledad sin darse cuenta, ya que prefieren la compañía de las redes sociales que de las personas, ya que, cuando son requeridos por un campanilleo, los seres reales parecen esfumarse. Nuestro futuro se construye en el presente. No podemos seguir aislándonos, refugiados en una electrónica que nos distrae, pero que no da sentido a nuestras mejores aspiraciones. Pero en ello, como siempre, usted tiene la última palabra.

padreleonardo@hotmail.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.30
Venta
$20.30
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx