18/02/2018

1
2
Selva urbana

Pobre mi pueblo


Mauricio Belloc

Aquí vamos a divagar un poco de sus gobernantes estatal y local, esos que ustedes eligieron, los cuales son puras falacias, sólo mentiras y trastupijes.

Ahí tienen que por un lado, el Gobernador viene -sólo porque sí, o sea, sin ningún valor su visita- a soltar una sarta de declaraciones puramente electoreras, sobre supuestas inversiones estatales por hacer llegar.

Por otro parte, el Alcalde se arma una megaborrachera por la calle principal del pueblo.

Uno confunde a nuestra gente con pura palabrería, nada de acciones, nada de materializar su dicho, pues de entrada, ni trajo carnita, ni materia o sustancia.

Y por el otro, el munícipe sólo quiere tener a la raza intoxicada, para distraer la atención del pueblo en lo que el ciudadano debiera estar ocupado y preocupado (como por ejemplo, en cuidar el erario y reclamar el gasto).

UNO Y OTRO

Ya nos imaginamos al Gobernador, sin acabar de despegar de la ciudad, trepado en su turnbo jet ejecutivo, se burla de nosotros y les presume a los de su equipo: “¿Vieron cómo fui a Nuevo Laredo y me los bailé a todos, les doré la píldora, sin siquiera invertir ni un centavo?”.

Al tiempo que en tierra, aquí en casa, ya desembarazado del visitante a quien tuvo que bañarlo de regalos muy costosos (todo con cargo al erario local), el Alcalde apura a sus achichincles a ponerse más activos en la organización de la Cata de Tequilas del Festival Agavia (un vil borracherón populachero).

ANTES, EL PASEÍLLO

¡Ah pero a la vez que se enfrían las cervezas sabatinas en la avenida Guerrero, el señor desfila con entera confianza, sin guaruras, parado adentro de una vagoneta descapotable en color negro, con medio cuerpo de fuera!

Pero tal paseo lo hace por las calles de Laredo, Texas, ¡pues ni de broma lo haría en Nuevo Laredo!

Neta, que nuestra ciudad vive puras falacias, o mejor dicho, todos vivimos en el espejismo total, en la pura ilusión óptica.

OTRO FAROLAZO

Pero eso sí, siempre a medias aguas, a medios chiles, con medio estoque adentro, tal y como los tequilas de anoche por la avenida Guerrero.

Y el Alcalde como Manolete, partiendo plaza, saludando a dos manos en alto, con el pecho henchido, por toda la avenida San Bernardo y la calle Victoria del otro Laredo, como creyendo que en Laredo, Texas, lo quieren y lo estiman, cuando que ni lo conocen, ni lo pelan.

Pero… ¡Naaaa!, a él le vale, luciendo su sonrisa Colgate y su copete a lo Peña Nieto, va a todo lo que da por las calles gabachas en el “parade” de la San Bernardo, como si realmente fuera alguien de interés para los hermanos texanos.

SIEMPRE MEDIOS AHOGADOS

En fin, que Nuevo Laredo todos andan con el tanque a la mitad, en la media de la escala Gay-Lussac, o sea, que ni pedos, ni crudos, más bien sancochados, con la mitad de la daga, ensartada, para darnos valor y salir de casa en bola, queremos calle.

Y uno y otro, Gobernador y Alcalde, empiezan a entender la política y el gobernar, comienzan a practicar lo que otros hicieron antes que ellos, o sea, tirar puro verbo y procurar tener al pueblo intoxicado, por no decir idiotizado o embrutecido.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.20
Venta
$19.90
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx