08/03/2018

9
2
Sopa del día

Rivas es el responsable


Opinión Editorial

Cuando unos regidores pidieron en sesión de Cabildo que el tesorero compareciera para aclarar un desvío por 41 millones de pesos, todo el Cabildo debió exigir en ese momento una aclaración inmediata. Y no, no al tesorero, sino al alcalde Enrique Rivas, quien finalmente es el principal responsable.

La semana pasada el regidor Fernando Torres Villarreal pidió en sesión de Cabildo: “En función del reordenamiento de egresos, en el que hubo un aparente desvío -de 28 millones de pesos- por semáforos que no han sido instalados, y de 13 millones de pesos por las becas deportivas”.

“Que venga el tesorero y que nos explique el destino de esos dineros”, pidió el regidor.

Ante una acusación tan grave, ante un faltante tan importante, y ante dudas sobre el manejo del dinero público, sólo hay un responsable: el alcalde Enrique Rivas.

Ese dinero llegó en un paquete de 600 millones de pesos adicionales al presupuesto 2017. Sin comparecer, se dijo que ese dinero se destinó a “otras obras”, a “arreglo de calles”, sin precisar, sin justificar, sin aclarar a detalle.

Ante esto, ayer nuevamente la regidora Carmen Lilia Canturosas pidió que se aclare el destino que tuvieron los fondos públicos: 450 millones en adeudos a proveedores, y 600 millones del presupuesto agregado, antes de que se vaya el alcalde Rivas a su campaña política.

Casos como éstos, donde hay poca transparencia, donde los funcionarios evaden, nos recuerdan escándalos como el ocurrido el Chihuahua, donde se desviaron millones de pesos para la campaña del PRI.

En aquellos lados, se acusó al tesorero del Estado de desviar recursos para las campañas priistas, presuntamente protegido desde lo más alto del poder, por Manlio Fabio Beltrones, quien aprovechó para ampararse ante cualquier orden de arresto, por si las dudas.  

Los políticos están acostumbrados a usar el dinero público sin transparencia. En el caso de Nuevo Laredo, si hay millones de pesos sin aclarar, desviados en obras injustificadas, es imperativo que se investigue.

Enrique Rivas es el que debe dar la cara. Su silencio durante estas acusaciones, como si no supiera del faltante, como si no se enterara del problema, lo hace sospechosamente cómplice.

El silencio del Presidente Municipal muestra que intenta evadir la responsabilidad a través de ocultar la verdad. No hay obra o proyecto que lo justifique. Hay un acto de corrupción y un desvío evidente.

El Alcalde para este caso es el principal y último responsable, y él lo sabe.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.00
Venta
$19.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx