13/04/2018

0
0
Pasadizo secreto

Liberar a los ‘transfers’ de la SCT


Miguel Rodríguez Sosa

El acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación con fecha 18 de marzo del 2003, en donde y por medio de un instrumento regulatorio se daban a conocer cuáles serían los requisitos, así como las obligaciones tanto de las personas físicas como morales que desarrollaran actividades de arrastre de remolques o semirremolques, esto únicamente dentro de la franja fronteriza paralela a la línea divisoria internacional con los Estados Unidos de Norteamérica, cumplió el pasado mes de marzo quince años de haberse aplicado esta decisión y reordenamiento, en consecuencia y al ya haberse logrado la encomienda para lo que fue creado, justo es el ya liberar a los “transfers” de la SCT.

Queda claro que tal y como lo especifica dicho documento, a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) efectivamente le corresponde planear, formular y conducir las políticas y programas para un adecuado desarrollo del autotransporte federal y sus servicios auxiliares, mas sin embargo y al haber sido éste su principal promovente y reordenador de cómo se debe llevar a cabo esta actividad fronteriza, y al dejar bien definidas las reglas debe ceder al Estado de Tamaulipas, al propio municipio esa responsabilidad, esa regulación en todos sus formatos.

Pues en estos años ya se identificaron y más que bien a todos los automotores que se dedican al arrastre de remolques y semirremolques en este cruce fronterizo, ya se logró el emplacamiento, ya se especificó a los empresarios qué documentación deben poseer para desarrollar dicha actividad, ya se logró por igual sacar de circulación a prestadores de este servicio que no contaban ni con las características apropiadas de sus unidades, ni mucho menos con los permisos, altas o registros ante las autoridades competentes, asimismo ya se logró en sí que estos prestadores de servicios entiendan las reglas para poder entrar, subsistir en este campo laboral.

Sabido es que Nuevo Laredo, Tamaulipas ya no cuenta con ese punto de revisión aduanero conocido como Km 26 al ser éste cancelado por el propio gobierno federal, en consecuencia, desaparece ese privilegio de “zona fronteriza” por muchos años aprovechada por sus propios residentes en infinidad de cuestiones; por igual algunos tramos carreteros con jurisdicción federal con el crecimiento urbano se han sacado más hacia fuera de la ciudad, dando a entender que al menos por donde circulan los “transfer” en su mayoría o son caminos estatales o municipales.

No es por demás agregar que en dicho documento o acuerdo del 2003 se menciona que uno de los objetivos primordiales era “elevar y extender la competitividad del transporte en la frontera norte para enfrentar con éxito las demandas de la población, y aprovechar el potencial del mercado vecino”, lograr pues esa eficiencia en el transporte de carga, cosa que en la actualidad y por lo que se ve, queda más que claro que ya se cubrió, ya se logró subsanar esas deficiencias de años anteriores.

Entonces y al ser esta modalidad de “transfers” únicamente para desarrollarse 20 kilómetros paralela a la línea divisoria internacional con los Estados Unidos de Norteamérica, tal y como se especifica en dicho reglamento en su artículo primero, ese simple hecho lo convierte en actividad propia del estado o municipio en donde se ejecute dicha acción, por lo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no debería tener injerencia en esta actividad, al no ser propia de caminos federales, al no circular mayormente en dichos tramos, al no recorrer grandes distancias utilizando carreteras interestatales a lo largo de la República Mexicana.

Si la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) exige una licencia federal tipo “B” para conducir una unidad emplacada como servicio público federal, por transitar por vías y caminos federales, entonces y al ser los “transfers” de circulación local por decir así, deberían los empresarios transportistas en este ramo solicitar al Estado de Tamaulipas, a su propio municipio el redireccionar por caminos municipales a los transfers, o extender los límites federales para dejarlos fuera de esta jurisdicción, así comenzar a emplacar sus unidades, expedir licencias a través de las Oficinas Fiscales del Estado.

Y al ser esto, por igual que los exámenes médicos a los operadores sean en los centros de salud, y debido a que las actividades de conducción y cansancio de los operadores de los “transfers” son muy diferentes a los operadores que se desempeñan en largas distancias, en carreteras interestatales, el criterio debe ser completamente diferente para darle el visto bueno a su examen, en consecuencia, ser apto sí para desempeñar su trabajo localmente.

Está en la Asociación de Agentes Aduanales de esta localidad, en los mismos gremios que agrupan a los operadores de “transfers” como la (UFO) Unión Fronteriza de Operadores, a los empresarios transportistas de Nuevo Laredo incluso a los consejos o cámaras de comercio el unirse y ya exigir que esta responsabilidad, tramitación, documentación, en sí todo lo que involucra a esta actividad y por supuesto sus ingresos, quede en manos de Tamaulipas, de Nuevo Laredo.

Actualmente ya está más que definido este programa, este permiso para desarrollar localmente el servicio de “transfers”, la comunidad ya lo entiende, los empresarios transportistas ya lo respetan, quince años han sido más que suficientes para que municipal o estatalmente ya se maneje esta actividad, pues las condiciones a esa época anterior por lo que se ve ya cambiaron.

Entonces, acaso es necesario el esperar otros quince años para solicitar dichos cambios, o ya exigirlos y de inmediato en base a uno de estos mismos acuerdos ahí redactado y que a la letra dice: “séptimo. - las modalidades establecidas en el presente acuerdo, permanecerán por el tiempo estrictamente necesario, por lo que en el supuesto de variar las circunstancias que motivaron su establecimiento, la secretaría procederá a dejar sin efecto este instrumento”.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.80
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx