15/04/2018

2
0
Selva urbana

¡Abajo gobiernos estúpidos!


Mauricio Belloc

Nuevo Laredo, como en Tamaulipas, hemos tenido un doble gobierno estúpido (necio, torpe, falto de inteligencia), desde que ambos titulares arribaron al poder hace año y medio.

Yerro tras error, desacierto tras falla, no dan una; ni uno, ni otro, se ve en todo el Estado y lo padecemos en la ciudad.

Lo siguiente parecería un juego de palabras, trabalenguas o una deliberada machaconería (cacofonía), pero bien vale la pena decirlo, para que dé un poco de profundidad a la idea, de esta colaboración nuestra de hoy.

En la entidad, como en la ciudad, dizque se hace mucho y realmente no se hace nada, además de que lo poco que se hace, se hace mal y lo que debería de hacerse, no se hace.

Y el problema está en las cabezas torpes, en los cabecillas tontos, de todo esto.

Por lo que jugando con los apellidos de los dos susodichos, creemos que a las cabezas les deberían de dar cuello.

¿Y cómo si al “goberladrón” le faltan tres años más? Pues votando en los cargos federales por lo que sería un contrapeso contra el Ejecutivo estatal.

Y en lo municipal, cambiando de alcalde y cabildo, así de sencillo, sobre todo para que no se prolongue otros tres años, ¡36 meses más! Evitar que cumpla un largo lustro un mismo hombre al frente de la comuna.

ELECCIONES CLAVE

Ya les dimos año y medio y no han hecho nada, sobran tonterías para citar lo negados que están ambos para gobernar -no para hacerse del dinero o dizque gastárselo todo-, igual hay mucho para ejemplificar tan nefastas actuaciones, tanto en el Estado, como en lo municipal.

Así que la siguiente elección (federal y local) será clave, pues eligiendo a los idóneos funcionarios (presidente de la república, senador y diputado federal) se podrá tumbar el cerco local que siempre ejercen los gobernantes estatal y municipal.

En Ciudad de México, en palacio nacional, en las dos cámaras legislativas, exigiríamos atención a lo que ocurre en Tamaulipas y en Nuevo Laredo.

¿Que de qué padecemos? Creemos que no es necesario citarlo, todos lo sabemos, porque los sentimos con creces, lo sufrimos del diario.

Pero aquí les va una poca tajada o una ligera embarradita de lo malo o lo muy deficiente que padecemos cada vez más.

La (in)salubridad pública que se vive; nada de medicina pública para nuestra gente más necesitada, la cual se traduce en ausentismo laboral y escolar para los que tienen empresas.

La deficiente educación (¿Cuál?), que sin ella, simplemente no crece nadie, ni ninguna ciudad.

Ni que decir de la enfermiza inseguridad para todos los habitantes, hasta para quienes tengan seguridad privada.

Ni hablar del desarrollo económico, pues no deja de crecer cada día el porcentaje de la informalidad, nuestra gente no se autoemplea (que sería algo aceptable ya que es digna y siempre positiva la libre empresa), sino que se subemplea, a la vez que burla el fisco (ahí te hablan Lolita).

Todo ello ante la falta de empleos decorosos y salarios dignos, puesto que Tamaulipas y Nuevo Laredo no registran llegada de empresas, de inversiones ¡nada!, todo es ficticio y lo que cacarean será una fábrica si acaso, contra las cientos que por año se llevan Querétaro, Aguascalientes, Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí y Guanajuato, nada más aquí cerquita.

Y LA QUE SE VIENE

Y lo peor está por venir, tanto para el Estado en general, como para nuestro pueblo (y para los otros 42 municipios de Tamaulipas).

El erario de cada ciudad gobernada por el partido en el poder, será desviado y aplicado en prolongar otros tres años, ese lesivo poder de los de un mismo partido.

Todo ello terminará por llevar a Nuevo Laredo y a Tamaulipas, al desfiladero, al vacío, al cadalso.

Luego, es decir, a la vuelta de tales siguientes tres años, no sólo veríamos cómo se eternizan nombrando a sucesores a modo, a sus compadres cómplices, sino que el ciudadano sería testigo de cómo es que los actuales gobernantes se vuelven inconmensurablemente ricos e insultantemente impunes.

Así que esta próxima elección del domingo 1 de julio, será clave en la vida para todos nosotros, para Tamaulipas, en el devenir de Nuevo Laredo, en acaecer de cada nuevolaredense.

Así que a ponerle atención a esta oportunidad que se nos brinda, para deshacernos de gobiernos torpes, tontos, estúpidos, idiotas e imbéciles, además de rateros, ladrones, hampones, villanos, rufianes y otras “linduras”.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.30
Venta
$19.90
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx