PERFIL
ANTERIORES
17/10/2018
03/10/2018
26/09/2018
19/09/2018
12/09/2018
05/09/2018
29/08/2018
15/08/2018
01/08/2018
18/04/2018

2
0
Artículo

El regalo


Sergio Aguayo



Los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) cercanos al PRI, le obsequiaron la candidatura presidencial a Jaime Rodríguez, El Bronco. En el trasfondo está la cultura de la ilegalidad compartida por algunos políticos y los delincuentes.

Es una convergencia que engloba al planeta. El ex director del FBI, James Comey, equipara a Donald Trump con un jefe de la mafia que alguna vez combatiera. En ambos casos, dice, “el patrón tiene el control total” y se miente compulsivamente y se hace a un lado “la moralidad, la verdad” y la legalidad.

Algo similar puede apreciarse en la rueda de prensa concedida por seis magistrados del TEPJF el jueves de la semana pasada. Para justificar la candidatura que le regalaron al Bronco, recurrieron a un supuesto no confirmado: le faltaban 16,656 firmas y los magistrados supusieron que las hubiera completado si hubieran revisado las 418,494 inconsistencias. Es un razonamiento absurdo porque también hubieran podido crecer las anomalías. El hecho es que metieron en la boleta a un personaje que también en eso violó la ley.

Solemnes, se justificaron citando las garantías del indefenso Bronco y se regodearon en invocaciones a la legalidad, los derechos humanos y la democracia. De cuando en cuando señalaban, indignados, los errores cometidos por el Instituto Nacional Electoral (INE). Su dolo se evidenció cuando sólo permitieron tres preguntas a los periodistas; les respondieron con lo mismo que habían dicho y luego se escabulleron tras una barrera de personajes mal encarados.

Hay otro ángulo de esa rueda de prensa. La presidenta del tribunal –Janine M. Otálora– había votado en contra del dictamen, pero legitimó el evento al presidirlo. Sin embargo, reveló quién tiene el poder ahí dentro cuando habló 30 segundos y luego entregó la batuta y el protagonismo al magistrado Felipe Fuentes Barrera, quien condujo la reunión a su antojo. Dos magistrados lo secundaban, tres guardaron un silencio resignado o cómplice. Fuentes del Tribunal me confirman que el magistrado Fuentes manejó todos los hilos de este caso y Proceso averiguó que ejerce más presupuesto que la presidenta del TEPJF. El verdadero patrón del Tribunal es Fuentes quien tiene una gran cercanía con Humberto Castillejos, operador del presidente Enrique Peña Nieto. Puede entonces inferirse, que el obsequio al Bronco es parte de la estrategia priista.

El Tribunal refleja la fuerza de una cultura añeja. En los años noventa, Fernando Gutiérrez Barrios sentenció que era “necesario regresarle la disciplina al partido”. La lealtad y la obediencia al jefe es la doctrina y el dogma del Grupo Atlacomulco que encabeza Peña Nieto. El drama de este grupo es que amplios sectores rechazan su vocación disciplinaria; en buena medida por su fracaso como gobernantes. Pese al desprestigio, preservan reductos de poder entre los que destacan los árbitros electorales.

En octubre de 2017 despidieron a Santiago Nieto como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE). Como les disgustaba su independencia pusieron a un funcionario irrelevante que ha transformado a la FEPADE en testigo mudo de las irregularidades. En el INE, el PRI cuenta con un sólido grupo de cuatro consejeros (de once). Sin embargo, desde hace meses algunos consejeros encabezados por Lorenzo Córdova se sacudieron la pasividad y están mostrando compromiso con la equidad y la limpieza electoral. La carta triunfadora del PRI es el estratégico Tribunal Electoral. El sometimiento se corrobora viendo las votaciones más importantes de este Tribunal; únicamente el magistrado Reyes Rodríguez demuestra su independencia.

¿Qué hacer? En algunos círculos se habla de iniciar un juicio político a la banda de los cuatro. Tendría pocas posibilidades de éxito porque el PRI y sus aliados tienen mayoría en la Cámara Baja. Sería más fructífero que alguna universidad mexicana convoque a una comisión de juristas independientes, mexicanos y extranjeros, para que revisen el actuar del Tribunal y en particular la dádiva hecha al Bronco. Un informe de este tipo sería material indispensable para los observadores internacionales y para la batalla en curso contra esa cultura mafiosa que mantiene en cautiverio a instituciones clave de la vida política mexicana.

Twitter: @sergioaguayo

Colaboró Mónica Gabriela Maldonado Díaz.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.80
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx