PERFIL
ANTERIORES
04/07/2018
10/05/2018
19/04/2018
05/04/2018
15/03/2018
19/04/2018

1
0
Aventuras del Mantarraya

Temporales


Óscar Leal

A pesar de que por mis venas sólo circula la sangre de la pesca recreativa, la tentación de vivirla junto al desarrollo de un torneo de pesca me atrapa y decido asistir a las márgenes de la presa Falcón, donde se dieron cita más de 40 embarcaciones para vivir el XIII Torneo “Rogelio Olivares”, desgraciadamente el clima por la mañana del sábado rompió con los esquemas esperados y justo antes del inicio del torneo tuvo un cambio repentino acompañado de lluvias intermitentes y fuertes vientos, obligando a los organizadores del evento a frenar el desembarque, hasta que el clima presentara las garantías necesarias para que los concursantes entraran al agua, acción que garantiza la integridad de cada uno de ellos.

Dejando congelado el evento durante todo el sábado en espera de una mejoría del clima, la cual se dio hasta el domingo por la mañana, donde al termino del evento con mucho orgullo para Nuevo Laredo representados por Flavio Robles y Norberto Ortiz, lograron obtener el tercer lugar; muchas felicidades tremendo equipo; por mi parte opté por una ruta de desembarque menos turbulenta donde el aire nos permitiera ingresar al agua, justo frente al sector del “barquito”, después de visitar solamente a un par de brazos nos colocamos de frente a una zona cargada de palizadas, usando la vara heavy con un jig “matón” de barbas en tono verde, empezamos a lanzar nuestro señuelo lo más pegado a cada tronco.

Tomando en cuenta el adagio que dicta: “tras un palo chico, hay un róbalo chico y tras un palo grande, hay un robalo grande”, arrancamos con nuestros lances esperando hasta que el señuelo tocara el fondo, antes de empezar a recoger línea. Intercalando un par de tirones para agregarle un mejor movimiento al señuelo, bajo esta técnica bastaron sólo 10 minutos y “PPOOMM” la primer captura apenas rebasando los 900 grs. Mientras nos internábamos más en el brazo el aire fue disminuyendo permitiéndonos lances más certeros; frente a nosotros un banco de arena con escasas ramas nos hacía más fácil el arrastre del señuelo y una vez que el señuelo pasaba frente a las ramas “POOOM” el segundo róbalo, rebasó el kilo 200 de peso. Mi compañero Nacho decide aventurarse a las ramas del centro de la cuneta y “PPPOMM” la tercera captura rompe con la barrera de los dos kilos.

Ya por no dejar colocamos un ralttrap en tono mojarra sobre una vara médium heavy, que nos permite lances con distancias más largas y recogiendo línea a paso lento, dejando caer el señuelo a lo profundo “PPPOOMM”, el cuarto róbalo del día llegó, acompañado de un fuerte viento; picados por su peso de 2 kilos y medio, nos vimos obligados por el temporal a retirar la embarcación del agua, lo cual nos permitió resguardarnos en la granja del arquitecto Armando, donde nos recibió con unos filetes de bagre en el cazo, lo cual no me deja más que agradecer una vez más la generosidad de los habitantes de Nueva Ciudad Guerrero. Siempre portándose a la altura

Cuéntame tu historia

tu ya conoces la mía...

viajesdepesca@hotmail.com



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.80
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx