PERFIL
ANTERIORES
15/08/2018
01/08/2018
18/07/2018
11/07/2018
04/07/2018
27/06/2018
20/06/2018
13/06/2018
06/06/2018
25/04/2018

0
0
Artículo

Llegó la guerra


Sergio Aguayo

Terminó la negación y hacer como si no pasara nada. Quienes aspiran a gobernar la capital, reconocieron durante su debate la presencia del crimen organizado. Llegó la guerra.

En el evento realizado en las instalaciones del Canal 11, el miércoles 18 de abril, los siete candidatos hicieron muchas propuestas para enfrentar a las bandas criminales que se disputan la plaza. Claudia Sheinbaum fue la única en dar una explicación sobre las causas del deterioro. En su lectura, los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard frenaron la delincuencia, porque controlaban el mando único y se aseguraban de que hubiera coordinación y coherencia entre las dependencias del gobierno.

Miguel Ángel Mancera relajó los controles cuando decretó que no había crimen organizado en la capital. Durante los cinco años de la negación, Sheinbaum aseguró que se “llenó el gobierno [capitalino] de rufianes, regresó la corrupción y con ello la colusión entre el crimen y la autoridad”.

Su propuesta es regresar a los métodos que ya funcionaron. Anunció que con ella reiniciarán las reuniones mañaneras y el control centralizado del aparato de seguridad. Lo complementará con medidas que ataquen las causas del problema. Así, prometió “no criminalizar a los jóvenes: darles más educación, más cultura y más deporte”.

Por lo articulado del planteamiento, considero que Claudia Sheinbaum ganó la parte del debate relacionada con la inseguridad y, si se observan las encuestas, muy probablemente gobernará la capital. Entonces, enfrentará obstáculos ausentes en su diagnóstico.

El primero es la magnitud del riesgo. Es evidente que bajo el gobierno de Mancera creció la presencia de las bandas criminales, pero ignoramos su tamaño y poderío. ¿Cuáles son sus bases económicas, sociales y territoriales? ¿Cuántos sicarios tienen y cuál es el armamento de qué disponen? ¿Qué tanto han infiltrado a las policías y a la Procuraduría capitalina?

Como el crimen organizado es de competencia federal, la guerra por la capital se relaciona con la disputa por la presidencia. Si López Obrador se impone, la tarea de Claudia se facilitará porque habrá una coordinación más fluida entre gobierno capitalino y federal. Acuerdo indispensable que permitirá, entre otras tareas, poner orden en uno foco rojo y estratégico: el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Viene luego la relación con los dos estados vecinos. Cuauhtémoc Blanco es nominalmente de Morena. Si gana en Morelos, ¿preservará el Mando Único o lo disolverá facilitando así el trasiego de drogas, sicarios y armas hacia y desde la capital? El Estado de México es el mayor contribuyente a la Zona Metropolitana de la Ciudad de México; tiene 59 municipios conurbados con la capital. Salvo Ciudad Nezahualcóyotl, en el resto hay gobiernos débiles y delincuencia fuerte. ¿Colaborará Toluca en la guerra o se dedicará a conservar los restos del peñanietismo?

Morena es una pieza del problema. Ya gobiernan parte de la capital y las cuentas que rinden son paupérrimas. El candidato del PRI, Mikel Arreola, se excedió al llamar a Claudia la lideresa del “cártel de los narcodelegados, sin embargo en Tláhuac tenía su base operativa una de las bandas criminales asentadas en la capital; la Cuauhtémoc tuvo la mayor tasa de delitos de alto impacto en 2017 y Tepito y la Roma-Condesa destacan por la presencia del crimen organizado.

Morena se ha ido llenando de “rufianes” y corruptos y no está claro si los líderes del partido querrán, podrán o sabrán controlarlos.

Finalmente queda la interacción entre gobierno y sociedad. En una guerra que lleva doce años, Tijuana, Monterrey, Ciudad Juárez y Neza, entre otras ciudades, han demostrado que la fórmula para contener a la delincuencia es el trabajo coordinado y cotidiano entre gobierno y sociedad organizada y exigente. ¿Tomará esa lección quien venza en los comicios de la capital?

Claudia Sheinbaum ganó el primer debate y probablemente gobernará una capital agreste e insegura; en los espacios públicos se enfrentan cotidianamente, y de múltiples maneras, las fuerzas de la ilegalidad y el estado de Derecho.

Lo positivo del debate fue que los siete enterraron la irresponsable negación de Miguel Ángel Mancera. Se viene una guerra que iré reseñando con crónicas analíticas.

Twitter: @sergioaguayo

Colaboró Mónica Gabriela Maldonado Díaz.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.50
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx