PERFIL
ANTERIORES
16/05/2018
02/05/2018
25/04/2018
18/04/2018
11/04/2018
07/03/2018
14/02/2018
07/02/2018
31/01/2018
24/01/2018
02/05/2018

0
0
Artículo

Sobre amnistías


Sergio Aguayo

¿Se justifican los ataques lanzados contra Andrés Manuel López Obrador por haber propuesto una “amnistía”?

El vapuleo ha sido inmisericorde. Durante el primer debate, Ricardo Anaya lo increpó diciéndole que amnistiar “criminales es una locura”; José Antonio Meade lo acusó de ser “títere de criminales”; Margarita Zavala sentenció que “perdonar a los delincuentes no es solución”; y el ocurrente Bronco le soltó un despectivo “¡es que dices cada barbaridad!”

El candidato de Morena carece de las habilidades de polemista y tiene dificultades para sintetizar propuestas complejas en poco tiempo. Está por tanto en desventaja en formatos de duración tan estricta como en un debate televisivo. Por eso, y porque no se preparó adecuadamente le fue tan mal la noche del domingo 22 de abril. Para evaluar su propuesta sobre una amnistía hay que revisar los documentos escritos y escuchar al equipo del candidato.

Al empezar este año López Obrador informó que Alfonso Durazo sería su nuevo secretario de seguridad, si llegaba a la presidencia. En la práctica, Durazo se ha convertido en el artífice de una nueva estrategia. Cuando AMLO lo presentó, se le criticó su nula experiencia en temas de seguridad. Había, por tanto, curiosidad por escucharlo el 24 de abril (dos días después del debate) en el Seminario sobre Violencia y Paz de El Colegio de México para explicar la propuesta de seguridad de López Obrador. Durante las cinco horas que estuvo en la institución (la mitad pública y el resto del tiempo en una comida privada) demostró un buen manejo del tema y expuso una propuesta coherente aunque excesivamente ambiciosa. Profundizo en su explicación sobre la polémica “amnistía”.

El “objetivo estratégico” del lopezobradorismo es empezar a “cerrar el ciclo de guerra” y abrir el camino a la construcción de una “cultura de paz y reconciliación”. Por ello, si ganan la elección convocarán a especialistas en el tema –mexicanos y extranjeros– con los cuales afinarían la propuesta que se presentaría a las víctimas, actores que tendrían la “última palabra”.

De ahí saldría una iniciativa que presentarían ante el “Congreso, dado que –según dijo Durazo– la llamada amnistía, sólo puede ser producto de una Ley cuya aprobación le corresponde” a esa rama del gobierno. La propuesta respetaría los “acuerdos internacionales” sobre derechos humanos firmados por México y ésos excluyen a quienes hubiesen cometido “violaciones graves a los derechos humanos, extorsión y secuestro”. En síntesis un proceso lento y complejo que enfrentará enormes dificultades de quienes prefieren, por ignorancia o defensa de intereses, la actual estrategia bélica.

Un colega de El Colegio de México, Marco Palacios, conoce a fondo la evolución de la violencia en Colombia. Estuvo todo el tiempo en el diálogo y circuló en la comunidad una reflexión escrita. Cito la tesis central: “López Obrador propone un programa de paz y reconciliación; el gobierno, los Estados Unidos y los adversarios políticos quieren seguir la ‘guerra’, poniendo a los institutos armados al frente”.

He dado un seguimiento muy puntual a los planteamientos sobre seguridad de los diversos candidatos y coincido con Marco Palacios. López Obrador no está proponiendo amnistiar criminales sino hacer una revisión a fondo a la actual estrategia. Los candidatos que descalifican la propuesta incurren en una contradicción fundamental: aceptan que la política seguida por el gobierno está agotada, pero en lugar de proponer alternativas sugieren retoques y mejoras. Más de lo mismo. Desde esa postura lanzan críticas que distorsionan deliberadamente los hechos.

Ni la campaña ni la discusión sobre soluciones a la violencia han terminado. El próximo capítulo lo viviremos el martes 8 de mayo, cuando los candidatos se reúnan con representantes de las víctimas. Será un momento adecuado para conocer en más detalle sus propuestas. Hasta ahora, lo planteado por López Obrador en este tema es lo más innovador y promisorio, sin que ello signifique que estemos ante una obra terminada. Es apenas un boceto, un marco de referencia. Los otros candidatos deberían esmerarse en refutarla y mejorarla. Descalificarla como lo están haciendo es una vileza si recordamos que enfrentamos una de las mayores tragedias humanitarias de nuestra historia.

Twitter: @sergioaguayo

Colaboró Mónica Gabriela Maldonado Díaz



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.00
Venta
$18.70
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx