PERFIL
ANTERIORES
20/09/2018
06/09/2018
16/08/2018
02/08/2018
04/07/2018
10/05/2018
03/05/2018

19
4
Aventuras del Mantarraya

Cataneros de Nuevo Laredo


Óscar Leal

A lo largo y ancho del rio Bravo existen estructuras donde las diferentes especies de peces se concentran, las corrientes con fondo de piedra son las preferidas de los robalos rayados, las isletas con fondo arenoso atraen a las robaletas y mojarras, para los peces de gran tamaño como los catanes depredadores que se encuentran al tope de la cadena alimenticia gustan de visitar toda aquella estructura donde se concentren los peces en grandes cantidades para alimentarse.

Justo para los pescadores de hueso colorado autonombrados como “Los Cataneros” conformado por Clemente, Pablo, José, Armando, Rolando y Mauro, después de cumplir su quinto año de reunirse en el rio Bravo, han logrado especializarse en la pesca de este gran pez, al grado que han logrado identificar las fosas y corrientes donde estos peces visitan para alimentarse, desde el paraje del Parque Viveros, frente al campo de golf y la planta tratadora de aguas.

Caña en mano y con cebos grandes (trozos de mojarra e hígado de res) logran colocar media docena de líneas sobre el agua aprovechando los aceites y sangre que estas carnadas liberan sobre la corriente para llamar la atención de su sensible olfato, más una suma de paciencia les ha permitido días con descargas de adrenalina intensas.

Debido a su gran peso, que empieza desde los 10 kilos en su etapa joven, y ya con edad madura fácil logran rebasar los 40 kilos de peso, deben portar cañas de alto calibre, carretes de capacidad heavy y líneas que soportan las 80 libras de peso.

Aprovechando las debilidades del pez que lo obligan a salir a respirar a intervalos regulares, donde dejan ver su gran lomo, exponiendo su posición; sólo basta lanzar la carnada lo más cerca posible a su trayectoria, una vez el anzuelo se engancha en su boca, la lucha alcanza niveles EXPLOSIVOS, cansarlo para llevarlo a la orilla te hace sudar por más de 30 minutos, tan escurridizo pez cuenta con la capacidad de aprovechar su peso para romper líneas y desdoblar anzuelos y una vez que localizan un cardumen grande suelen congregarse para acorralar su comida; esta táctica aplicada por el pez al emboscar en grupo, les permite a los pescadores experimentados aplicar como ventaja a su favor.

Justo el pasado domingo lograron capturar a cuatro enormes catanes en una sola jornada de pesca, donde el más pequeño alcanzó un peso de 31 kilos y el más grande 48 kgs. de peso, todos de nivel trofeo, esto los consagra como “LOS CATANEROS “ de Nuevo Laredo.

Cuéntame tu historia, tu ya conoces la mía. viajesdepesca@hotmail.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.60
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx