29/07/2018

1
0
Del otro lado

Valentía


Jorge Santana

Un querido amigo decidió marcharse hace unos días apenas. Con valentía, se quitó la vida, quiero pensar que fue un acto de amor. ¿Acto de amor? ¡Sí! Un acto de amor hacia él mismo, un acto de amor hacía quién había sido antes de su enfermedad, hacia su pasado, hacia su memoria. Decidió defender su dignidad, ponerle un alto al deterioro imparable de los años, decir hasta aquí llegué porque YO quiero. ¡Qué valentía! pensé, cuando me dieron la noticia; así quisiera irme yo, dije entre dientes, decidir cuándo y cómo, no esperarme a estar en la cama de un hospital imposibilitado de tomar decisiones sobre mi persona, sobre mi cuerpo, mío, cuerpo mío que en la vejez las enfermedades te lo arrebatan, te despojan de tu cuerpo, ese que se vuelve un cascarón quebradizo que apenas y guarda tu alma. Yo quiero irme también así, decidir, tener en mi mano la decisión de cuándo y cómo, ser nuestro propio pequeño Dios y decidir cuándo. Leí en las noticias que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador legalizará la eutanasia, así como lo han hecho otros países de primer mundo, aplaudo la decisión, la apoyo por completo, pero cómo no apoyar el derecho a decidir sobre algo tan tuyo, el derecho a ponerle un alto al dolor, a la soledad, o simplemente porque se te da la gana, a veces la vida cansa, y no todos somos iguales, no todos tenemos el ánimo de salir, de fingir sonrisas, de abrazar con entusiasmo aunque no lo haya, no todos, hay que ser empáticos querido lector, un poquito nomás, y así podremos comprender esas decisiones tan difíciles. Cuánto debes haberte amado mi amigo, que, de tajo, que, a solas, decidiste despedirte, una ceremonia de clausura íntima, sin otro fuego pirotécnico que él último destello de tus ojos. Mi padre, recuerdo, era al revés, en sus últimos días tenía tanto miedo, no quería irse, pero sentía como su cuerpo se abandonaba, lo iba abandonando, debe ser horrible querer quedarte a toda costa. Yo quisiera tener la sabiduría para cuando llegue el momento sepa en verdad llegó el momento, saber decir adiós sin haberlo dicho, saber decirme adiós a mí mismo. A tu memoria amigo, el más emotivo aplauso, porque en éste mundo tan falto de amor, tú en un acto tan terrible algunos dirán, lograste amarte como muchos apenas sueñan. Ni modo lector, ya nos tocó vivir, no nos queda de otra. jorgesantana1@gmail.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.50
Venta
$19.40
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx