PERFIL
ANTERIORES
04/12/2018
09/08/2018
05/08/2018
28/03/2018
22/03/2018
16/11/2017
02/11/2017
28/09/2017
05/08/2018

0
0
Un domingo cualquiera

Panorama NFL


Ernesto Hernández Alarcón

Vale la pena hacer un recorrido general a las divisiones de la NFL, en lo que corresponde a la antesala del arranque de la temporada 2018-2019.

La búsqueda del Trofeo Vince Lombardi arrancará el próximo jueves 6 de septiembre con el duelo entre las Águilas de Filadelfia, actuales campeones, versus los Halcones de Atlanta, protagonistas del juego grande de hace dos temporadas.

Por lo pronto, en este momento considero que la Conferencia Nacional (NFC) tiene entre sus representantes por lo menos a cinco conjuntos con calibre de campeonato, mientras que en su contraparte, la Americana (AFC), apenas se vislumbran tres con pasta de campeón. Asimismo, salvo notables excepciones, 49’s de San Francisco, Cargadores de Los Ángeles y tal vez los Vaqueros de Dallas, no pienso que veamos emerger a equipos medianos del año pasado como contendientes. Veamos:

En la división Este de la NFC, una de las más impredecibles, no parece existir suficiente contrapeso para contrarrestar la calidad de las Águilas de Filadelfia. Su plantilla no tuvo afectaciones relevantes e inclusive lograron un par de buenas adquisiciones en la agencia libre. Carson Wentz regresará sin problemas de controversia y Nick Foles se convierte en un excelso respaldo que les garantiza un emergente seguro en caso de alguna lesión.

Los Vaqueros de Dallas tienen un cuerpo de receptores poco temible y un mariscal de campo que genera algunas interrogantes. Gigantes de Nueva York estarán en una semi-transición, con nuevo entrenador, buenas adquisiciones en el draft colegial con responsabilidades inmediatas, una defensa con carencias para presionar al pasador y un Eli Manning en las postrimerías de su carrera. Con todo respeto hacia Alex Smith, pero dudo que tenga el calibre de llevar lejos a un equipo, y ahora unos Pieles Rojas de Washington lo constatarán.

En la división Norte está situado el que para muchos es el equipo más completo de todo el circuito. Vikingos de Minnesota. Su defensa, de por sí de alto nivel, se vió reforzada en la agencia libre y si Kirk Cousins demuestra su calidad, no deben de tener problemas para ganar su división, aunque sabemos el buen oficio de Aarón Rodgers y Mike McCarthy de los Empacađores de Green Bay, equipo que por primera vez en mucho tiempo cambió sus esquemas de agencia libre, además de que se reforzaron con talento joven. Los Osos de Chicago se sienten prometedores aunque dependen en gran medida del poco experimentado Mitchell Trubisky y los Leones de Detroit apuntan a ser un conjunto de media tabla, ahora con Matt Patricia como su entrenador.

La división Sur sin duda es la más competitiva de toda la NFL. De aquí es muy probable que salga un comodín (o hasta dos). Me parece que los Santos de Nueva Orleáns son los más equilibrados. El binomio Sean Payton-Drew Brees ya es legendario y su defensa en apariencia mejorará. Halcones de Atlanta será uno de los mejores tándems a la ofensiva y las Panteras de Carolina siguen siendo un conjunto muy respetable. No por nada de aquí han salido dos campeones de la NFC en los últimos tres años. Por su parte, los Bucaneros de Tampa Bay, gran decepción del año pasado, los considero de media tabla con posibilidades de terminar con récord perdedor.

En el “salvaje” Oeste también el asunto está candente. Los Carneros de Los Ángeles se armaron para mínimo, llegar a la final de la NFC y cualquier logro menor que ello, se sentiría el olor a fracaso. Si los Vikingos son los más completos, los Carneros son los más talentosos y además, su división no es tan compleja: los 49’s de San Francisco mejorarán sustancialmente con relación al año pasado, Jimmy Garoppolo ha encendido la esperanza en la bahía de nueva cuenta, pero todavía los herederos de Joe Montana requerirán otra temporada más para cuajar. Los Halcones Marinos de Seattle están desmantelados y en aparente reconstrucción y los Cardenales de Arizona tienen una đe esas disyuntivas que pueden crear escenarios incómodos: ¿apuestan por un mariscal de campo irregular, inconstante y con tendencia a las lesiones como es Sam Bradford o le das la oportunidad a un joven y muy talentoso pasador, claro está, sin la experiencia de ser pro, como es el caso de Josh Rosen?

En la Conferencia Americana, todo parece indicar que está mucho más predecible la competencia, en especial por supuesto, en la división Este, donde los Patriotas, a pesar de que perdieron múltiples titulares en la Agencia Libre, no contarán con Julián Edelman cuatro encuentros, Tom Brady llega a los 41 años y presentan interrogantes serias en la defensiva, ganarán sin problemas su división. El binomio Brady-Belichick buscará por enésima ocasión llegar al juego grande, aunque, debemos decirlo, con una de sus versiones más vulnerables en bastante tiempo. Mucho le deben también (no es culpa de ellos, claro está), a la mediocridad de sus compañeros de división: Bills de Buffalo dieron un paso hacia atrás después de tener una respetable campaña y los Jets de Nueva York y los Delfines de Miami deberían de cambiar de dueño.

En la división Norte levanta la mano el otro favorito; Acereros de Pittsburgh presenta tal vez la ofensiva más peligrosa de la liga, además de que reforzaron su defensa y de la misma manera, por primera vez en varios años, sus rivales divisionales no están tan fuertes, Cuervos de Baltimore son buen equipo defensivo pero a la ofensiva hay muchos lastres, Bengalíes de Cincinnati tienen talento, pueden pegar una derrota de vez en cuando, empero, mientras Marvin Lewis continúe al mando en esa mega zona de confort que el dueño le ha extendido, no trascenderán y, quienes pudieran ahora ya convertirse en una molestia son los Browns de Cleveland, plagados de talento joven, ahora bien, si no logran mejorar con creces respecto al 2017, estoy convencido que como los Jets y Delfines, necesitan cambio de propietario.

En la división Sur, me gustan los Jaguars de Jacksonville. Tom Coughlin ha logrado transmitir su filosofía de disciplina y fútbol de la vieja escuela. Buscarán repetir la fórmula de los Osos de Chicago del ’85, los Cuervos de Baltimore del 2000 o los Bucaneros de Tampa Bay del ’02. Poderosas y dominantes defensivas, conjugando un sostenido ataque terrestre y un mariscal de campo regular que no te haga perder partidos (Blake Bortles). Su principal adversario serán los Texanos de Houston, quienes esperan mucho de Deshaun Watson y J.J. Watt, además que las lesiones brillen por su ausencia. Titanes de Tennessee pueden incomodar a cualquiera y los Potros de Indianápolis tienen un problema gerencial o en los altos mandos, al margen del regreso de Andrew Luck, algo no está operando correctamente en esta mítica franquicia.

Por último, en el Oeste de la AFC, existen opiniones divididas. Algunos apuestan por la declive de los Broncos de Denver, la transición de los Raiders de Oakland, que como resultado los orillará a la media tabla, la historia de Andy Reid de siempre con sus equipos, en este caso los Jefes de Kansas City, que se agencian grandes temporadas pero en “play-offs” terminan sucumbiendo de inmediato y la revelación de los Cargadores de Los Ángeles como claro contendiente al juego grande. No tiene caso plantear la otra opinión, cuando estoy convencido vehementemente que esto sucederá. Abundaremos.



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.20
Venta
$20.20
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx