19/08/2018

1
1
Selva urbana

Enrique para presid… io


Mauricio Belloc

Fresco bote, chirona, prisión, cárcel, tirar tiempo a la sombra, en patas de gallo, camiseta de tirantes y shorts deshilachados, eso es lo que a cualquiera se le viene a la mente cuando la autoridad dice: “Oye este tipo clonó dos camionetas de la Secretaría de Marina Armada de México” ¡y para su uso personal en una campaña política proselitista tendiente a ganar una votación!

Y se trata del alcalde con licencia, o sea, quien debería ser el ejemplar presidente municipal, la cabeza de un pueblo plagado de delitos, de conductas antisociales, donde todo un pueblo está enfermo de miedo, de pánico, pavor, terror y horror, a la vez que odio, tirria, desprecio, rencor y abominación por gente ruin que comete los peores ilícitos en contra del ciudadano inocente.

Tenemos desde hace más de 18 años, una comunidad enseñoreada por el delito, se ha impuesto la bajeza sobre la gente noble y decente, estamos plagados de maleantes que van de un ilícito a otro, sin parar, sin freno, sin autoridad que les detenga, donde el actuar mal está ganando paso y marcando la pauta a todos.

¿Y que tenemos? ¡Un alcalde igual de delincuente!

El niño, el adolescente, el joven adulto, captan -equívocamente- el mensaje de que quien actúa fuera de la ley, triunfa y le va muy bien, se enriquece y tiene poder sobre los demás.

Porque quien debería enseñar a todos la rectitud, la honradez, la decencia, se inclina por pasarse las leyes por el arco del triunfo, pisotear el derecho, el respeto, la justicia y la legalidad, eso nos queda muy claro a todos y lo peor, es que muchos de los nuestros, los más inmaduros, podrían adoptar tal anuncio o lección de su autoridad local.

Por eso hay tanto joven perdido en Nuevo Laredo.

Su presidente municipal puso el ejemplo a todos en Nuevo Laredo, como es que -según él y su mente retorcida y criminal- se debe actuar para alcanzar sus intereses personales.

El fin justifica los medios, diría el peladito de marras, el mequetrefe este, ¡pero no!

No hay ambición que disculpe el actuar delictivo de quien preside la comuna, de quien debe poner el ejemplo a todos, de quien se pasa todo lo decente por abajo del Ejido de Los Tejocotes y se limpia con las leyes, La Cañada del Orégano, se embarra la Carta Magna de los mexicanos y los códigos locales que nos rigen a todos.

Y hablando de que él debería ser un ejemplo, ejemplo extraordinario es este sobre lo cometido por él, para que la autoridad judicial siente un precedente, le brinde al pueblo un gran modelo o patrón de lo que se debe hacer con los delincuentes, porque eso es un delito y quien lo comete es un delincuente, un maleante, un bandido.

Mira tú qué tupé de pelao, “cuatear” camionetas de la respetable Marina y para que anden cuidando al señorito en su afán abyecto y avieso de reelegirse.

¡Habrase visto! ¿Quién es más delincuente, este alcalde que clona vehículos de las fuerzas armadas que están combatiendo el delito, o aquel alcalde que públicamente confesó que sí robó, pero que fue poquito lo que hurtó (y no lo metieron a la cárcel)?

Y pensándola bien, ¿acaso el clonador de camionetas de la Marina, cuando ya está en su casita, acostadito, bien resguardado protegido por sus gorilitas particulares, no prestará dichos vehículos de color gris claro, a sus amigos o socios para que hagan otras cositas personales, haciéndose pasar por marinos?

Digo, nada más decimos, él las cuida, él las guarda, él dispone plenamente de las mismas.

A cualquiera se le puede ocurrir pensarlo, tratándose de un peladito que con la mano en la cintura comete un delito grave, bien puede cometer otro y muchos más, su mente ya es malévola de por sí, de nacimiento, entonces bien que podría pensarse que en él, es algo natural el actuar mal, ilícitamente.

AUTORIDADES ELECTORALES

Sin ser abogado o especialista en delitos electorales, cuando medio pueblo lo vio ir y venir cuerpeado por las camionetas grises, dizque de la “Marina”, andando de licencia de alcalde, en su campaña proselitista con tintes reeleccionistas, creemos que tales acciones ilícitas, deberían ser tomadas en cuenta, contempladas por el tribunal electoral donde actualmente se ventila y decide una apelación o impugnación de resultados electorales, en su contra, sobre su supuesto triunfo del pasado 1 de julio.

¿Qué no es parte de acciones indebidas, ilegales y delictivas dentro de una competencia preelectoral, el andar en camionetas clonadas?

Y recalcamos lo siguiente, ¿el que se ayude durante la campaña proselitista, de vehículos supuestamente del gobierno federal (en el papel ficticio de que eran de la Marina), o que bien, son propiedad real del gobierno municipal (comprados o rentados por este Ayuntamiento 2016-2018, para luego clonarlos), sin ser alcalde, no es delito electoral, si los utilizó con fines de seguridad y de decirle al pueblo “yo soy el bueno, el gobierno federal me apoya, vean que los marinos me cuidan”?

¿Qué no forma parte del paquete de conductas no permitidas en un periodo electoral?

Creemos que al final de esta impugnación o apelación ante el tribunal electoral, misma que ya se debe resolver en estos muy próximos días, esta ilegalidad, debe tener efecto, pues los otros contendientes no se valieron de vehículos y personal -reales o ficticios- de gobierno, para hacer campaña.

En lugar de ganar la presidencia del pueblo, deberían darle presid… io más cercano.

Y en lugar de las autoridades electorales, ya deberían entrar a escena las autoridades criminales, la justicia penal para perseguir esta conducta delictiva, esta comisión flagrante de un ilícito o varios, como clonar o personificar a funcionarios federales (Marinos).

Ganado el camino a presidio, es lo que debes tener seguro, cuando cometes un delito tan grave, como hacer parecer cualquier vehículo, como uno perteneciente a las fuerzas federales de México, esas que combaten a los peores delincuentes, como tú Enrique…cido.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.80
Venta
$20.00
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx