23/08/2018

10
0
Economía sin fronteras

TLCAN 2.0, se acaba el tiempo


Mario Canales

Para amarrar el TLCAN 2.0 en este mes de agosto, se acaba el tiempo. El laberinto de procedimientos legislativos exige la precisión de un reloj suizo. Varios temas en el tintero diluyen la retórica de un TLCAN 2.0 expedito y surgen cuestionamientos sobre la estabilidad del proceso en un contexto distinto.

FAST TRACK

El diablo está en los detalles. Hoy surge con mayor urgencia la relevancia de las expectativas legislativas. El TLCAN 2.0 eventualmente tendrá que ser aprobado por los tres poderes legislativos de los países firmantes: México, Estados Unidos y Canadá. Los extraordinarios requisitos que exige el proceso legislativo en Estados Unidos destacan por encima de sus contrapartes.

El Trade Promotion Authority o “Fast Track” es el poder que el Legislativo de los Estados Unidos le entrega al Ejecutivo para acuerdos comerciales. Sin embargo, para parcialmente ceder esas facultades exclusivas del Congreso, existen los siguientes lineamientos:

• 90 días antes de entrar a un acuerdo, el Presidente debe notificar al Congreso.

• 60 días antes del mismo, el Presidente debe publicar el texto del acuerdo.

• 30 días antes del mismo, el Presidente debe entregar al Congreso la copia final del texto del acuerdo.

EPN

El paso de las negociaciones se apresura, en parte, porque el Presidente Enrique Peña Nieto termina su mandato sexenal el 1 de diciembre. Entonces, para amarrar el TLCAN 2.0 con la supervisión del Presidente Peña Nieto, la Administración Trump tendría que notificar al Congreso a más tardar el viernes 31 de agosto. El 31 de agosto más los 90 días que exige el Congreso, sería el 29 de noviembre, unas horas antes de que termine el Presidente Peña Nieto. El TLCAN es tripartita y cualquier acuerdo entre México y Estados Unidos también, eventualmente, tendrá que validarse con el visto bueno de Canadá.

No hay tiempo que perder. El equipo mexicano continúa en Washington D.C. Las negociaciones entre Mexico y Estados Unidos llevan buen momento. El tema de las reglas de origen para la industria automotriz, que es crucial para la Región Laredo, avanza. Pero, aún hay temas trilaterales por resolver, como la cláusula “sunset”, que aspira a re-negociar el TLCAN 2.0 cada cinco años y otros temas tripartitas por resolver. Sin duda, el apretado proceso de negociaciones de las últimas semanas ha posicionado al TLCAN como el factor preponderante en la cotización peso-dólar.

CANADÁ

Como lo comentamos en este mismo espacio desde que se reanudaron las negociaciones a inicios de este mes: el rol de Canadá es fundamental. Conforme se empalmen los tiempos, crece el margen de negociación del equipo canadiense para concretar el necesario acuerdo tripartita. Sin Canadá, no hay TLCAN 2.0.

TLCAN 2.0

Estos días siguen siendo de definición. Un acuerdo en principio entre México y Estados Unidos es el más significativo avance desde que inició el proceso hace más de un año. Un contundente paso en la dirección correcta, aun dentro del largo camino por recorrer. Por otro lado, de no concretar el acuerdo trilateral con Canadá en tiempo y forma, el TLCAN 2.0 como retórica, cobertura y negociación se pospondrá hasta el 2019: un contexto parcialmente desconocido, con la capacidad de regresar al acuerdo de libre comercio a un renovado ciclo de incertidumbre.

Twitter: @economixs




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.50
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx