PERFIL
ANTERIORES
10/10/2018
03/10/2018
26/09/2018
12/09/2018
05/09/2018
22/08/2018
29/08/2018

1
0
Compartiendo opiniones

¡Ya no hay respeto!


Padre Leonardo López Guajardo

¿O sí? A partir del próximo primero de septiembre, se iniciará la jornada mundial de la oración por el medio ambiente.

Es una oportunidad de la cual nadie puede quedar indiferente, ya que nuestro planeta, lo compartimos todos. El cuidado del medio ambiente beneficia a todos, tanto creyentes como no creyentes, debemos de compartir esta realidad en la que todos somos responsables.

La Comisión de la Pastoral del Trabajo de los Obispos mexicanos, ha introducido así el tema:

“El Tiempo de la Creación, se lleva a cabo todos los años entre el 1 de septiembre y el 4 de octubre, invitando a 2.2 billones de cristianos a cuidar la creación y rezar por ella, el patriarca ecuménico Dimitrios I proclamó el 1 de septiembre como el día de oración por el medio ambiente en 1989 debido a que la Iglesia Ortodoxa comienza ese día con la conmemoración de cómo creó Dios al mundo.

En los últimos años muchas iglesias cristianas han comenzado a celebrar el Tiempo de la Creación entre esa fecha y el 4 de octubre, ya que el 4 de octubre es la fiesta de San Francisco de Asís, santo patrono de los ecologistas católicos, la cual se festeja en algunos países occidentales.

Varias declaraciones como las de los Obispos de Filipinas en 2003,  la Tercera Asamblea Ecuménica Europea, que tuvo lugar en Sibiu en 2007, propuso celebrar un tiempo para la creación durante estas cinco semanas.

En el 2015, el  Papa Francisco, instruyó también en la Iglesia Católica de todo el mundo la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación el 1 de septiembre. Sin duda esta jornada de oración ecuménica es la oportunidad perfecta para que las parroquias y comunidades católicas intensifiquen su compromiso ecológico y se sumen a otros cristianos para pasar a la acción durante el Tiempo de la Creación.

La Creación es un Evangelio, una Buena Noticia de Dios para la humanidad. Podemos leer con feliz admiración el misterio del Universo en el ejercicio de una sublime capacidad de estrechar el vínculo del amor con la Trinidad que es fuente de toda vida. Dicha capacidad de asombro. El don de maravillarse ante la magnificencia de Dios, que se revela, que se comunica, se dona a través de las creaturas, es un aspecto muy necesario para cultivar la espiritualidad cristiana. Reverenciar a Dios, darle gloria haciendo que el ser humano viva.

Se dice que incluso se fortalecerán en nuestras comunidades y en las diferentes instancias y obras eclesiales la conciencia de que el cuidado de la creación no consiste en algo opcional, ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana. Más bien, es inseparable de un auténtico amor a Dios y al prójimo, como también, de una vivencia coherente del seguimiento de Jesús”.

Hasta aquí el mensaje de los Obispos. Un planteamiento interesante es ese: no solamente demostramos nuestra fe con la manera de tratar al ser humano, sino en la manera que tratamos nuestro entorno. Creyentes y no creyentes compartimos este planeta, tenemos muchos pendientes en nuestro comportamiento que corregir, si queremos ser dignos de la vida, pero en ello, como siempre, usted tiene la última palabra.

padreleonardo@hotmail.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.70
Venta
$18.60
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx