07/09/2018

0
0
Pasadizo secreto

La Gloria-San Fernando: 30 años de esclavitud


Miguel Rodríguez Sosa

La “guerra” de las carreteras entre los estados de Tamaulipas y Nuevo León está tomando más fuerza con la ya cercana materialización de esos bendecidos tramos que ambos estados quieren dominar, aunque en Tamaulipas ya se ha iniciado con el desmonte y trazos de lo que será la nueva carretera de cuota, aun y con ese avance se encuentra en total desventaja, pues Nuevo León sin iniciar, pero al ser proyectado su tramo carretero La Gloria-Colombia sin cuota alguna, por eso mismo se visualiza como el ganador en esa ya tan desgastada competencia, alegría neolonesa que contrasta con esa tristeza para todo el neolaredense, residente, al ser tan sólo para éstos el tramo La Gloria-San Fernando, 30 años de esclavitud.

No es por demás recordar que ante el poco apoyo por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en previas negociaciones, el Consejo de Instituciones (CI), grupo que se consideran los “representantes” del pueblo, optaron por aceptar se concesionara dicho “sueño” tamaulipeco, dando origen a la construcción de una autopista con costo para sus usuarios, acuerdo hasta el día de hoy nada agradable y que ha irritado a la mayoría de la población neolaredense.

Es conocido que el gobierno de Nuevo León ha tenido infinidad de acercamientos, pláticas con su similar del vecino estado de Texas, con el Condado del Webb, con su congresista Richard Reymond para apuntalar, reafirmar la realización de su tramo carretero que conectaría sin ningún contratiempo, sin ningún otro desembolso económico a sus distintos usuarios directamente del estado neolonés con Texas y viceversa, utilizando para eso el puente fronterizo “Colombia”.

Es una lástima que en Tamaulipas en su tramo La Gloria-San Fernando tan sólo se esté proyectando la construcción de dicha carretera, sin considerar cómo o de qué manera compensar ese cobro estipulado, ese despojo de uno de los cuerpos carreteros ahí ya existentes, al no existir o conocerse de distintos atractivos comerciales a lo largo de ese trayecto.

En Nuevo León el trabajo será extenso pues se tiene que iniciar desde cero al no existir de punto a punto ningún antecedente carretero del que se puedan “servir” tal y como lo hicieron su contra parte en Tamaulipas, mas sin embargo ese no será ningún impedimento para ofrecer, construir una autopista con lo último en tecnología, en diseño, segura, la que contará según se ha externado con paraderos para el ramo transportista, tiendas de conveniencia, gasolineras, en sí un desarrollo futurista y completo para beneficio de sus usuarios.

Por supuesto que es demasiado transparente la preferencia del estado de Texas por apoyar más el proyecto neolonés La Gloria-Colombia, al saberse por igual que desde que se construyó el puente “Colombia”, los sueños de los texanos estaban puestos ahí para convertirlos junto con sus “nuevos” vecinos en un desarrollo de primer nivel en el tráfico de comercio e intercambio internacional, esto se reafirma entre otras cosas con la eliminación de cuotas que se cobraban en la autopista 255 ubicada en dicho puente del lado texano.

Por supuesto que es demasiado transparente la actitud del estado de Texas por no apoyar el proyecto tamaulipeco de su tramo La Gloria-San Fernando, al saberse por igual que desde que se construyó el Puente del Comercio Mundial, muy poco o demasiado lento ha sido de la parte mexicana el desarrollo en efectividad e infraestructura para juntos, a la par, ofrecer un excelente servicio al cruce internacional; esta actitud de decepción observada en los texanos se reafirma al verse el total apoyo, coordinación entre Texas y Nuevo León, sus repetidas reuniones, sus constantes espaldarazos como señal de buenas negociaciones.

Al menos en Nuevo Laredo públicamente no se ha sabido que algún empresario transportista, agente aduanal, en lo personal o a través de la creación de un nuevo comité para lo mismo se haya pronunciado abiertamente como coordinador, en consecuencia el dar por aceptado de que dicho tramo La Gloria-San Fernando sea de cuota, por igual de estar totalmente de acuerdo en su diseño, su mantenimiento y concesión; pues el hecho de pertenecer por compromiso o interés a grupos comerciales, cámaras, consejos u otros, eso no quiere decir que la aceptación de su persona al menos para que le cobren por el uso fuera total, o que como neolaredense, residente de aquí así piense.

En cambio, Nuevo León y a través de la Corporación para el Desarrollo de la Zona Fronteriza de Nuevo León (Codefront) han “tumbado” una y otra vez obstáculos que se le presentan para así ver materializada su obra, al saberse que la Codefront cuenta con personajes claves en Laredo, Texas que apoyan de una forma directa o indirecta o incluso que forman parte de su comité, y que por lo mismo impulsan y de una forma abierta el comercio neolonés más que el tamaulipeco, dándole la espalda a la ciudad en donde algunos de esos personajes se les vio nacer y crecer empresarialmente hablando.

No le queda más a la población de Nuevo Laredo exigir a sus autoridades el que por lo menos ese tramo libre de dos carriles no forme parte de esa concesión, pues ante su nulo mantenimiento lo mantendrían por supuesto poco a nada atractivo; ya que de no tener injerencia los concesionarios, cosa contraria, se adecuaría, se tendría bien acondicionado, con señalizaciones, alumbrado, para ser realmente una opción de tránsito libre, cómoda y segura para muchos particulares, comerciantes.

No le queda más al empresario, pero a ese verdadero impulsor de Nuevo Laredo, sentar en el “banquillo de los acusados” a esos que propusieron y aceptaron comprometer esa libertad de tránsito de esta frontera, exigir por igual a los tres niveles de gobierno el recapacitar, solicitar su intervención para no aplicar cuota al “nuevo” tramo carretero, así ser un aliciente al comercio terrestre, transportista, aduanero, principales pulmones económicos de esta frontera.

No le queda más a ese fiel agente aduanal, transportista honesto, leal, enérgico, nada manipulable y sin compromiso con cámaras o grupo comercial alguno más que con su Nuevo Laredo, enviarle una advertencia y fuerte a esos consejos, cámaras comerciales entre otros, de que antes de que adopten actitudes de autoridad, de juzgadores, convoquen primeramente y a través de los distintos medios de comunicación al pueblo, a sus similares agrupamientos para tomar decisiones, después irse por los conductos debidos, en consecuencia informar de lo acordado primeramente al alcalde, y a su vez éste al gobernador para su análisis, en consecuencia se genere de éstos su aprobación, aceptación o total rechazo.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.70
Venta
$18.60
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx