PERFIL
ANTERIORES
18/10/2018
11/10/2018
04/10/2018
27/09/2018
20/09/2018
06/09/2018
16/08/2018
04/10/2018

1
0
Aventuras del Mantarraya

Sudor y lodo


Óscar Leal

A pesar que el canal del clima anuncia un día con 80 por ciento de probables tormentas pluviales, no sirvió para poner freno a nuestras ansias de pescar, sin pensarlo dos veces el domingo pasado apenas se notó la luz del sol, nos pusimos en marcha; después de montar nuestro equipo de pesca en la camioneta y un contenedor térmico con hartos tacos de huevo con chorizo montados en tortillas de harina, junto a un termo de café; bastaron para agarrar carretera, la meta era recorrer 30 kilómetros y no desaprovechar el invite para vivir una nueva aventura de pesca, en la presa del rancho del buen amigo Rubén, con quien una vez que abandonamos la pista asfáltica, nos encontramos justo frente al portón de la entrada de su rancho, portando un Jeep 4x4 con suspensión alterada y sin poder distinguir el color del mismo por estar cubierto de lodo de arriba abajo, nos anuncia que el camino de 25 kilómetros que nos llevaría la presa cuenta con unas cunetas de lodo muy profundas y la única manera de llegar ahí es con un vehículo todoterreno con tracción 4x4.

Pa luego es tarde y sin arrugarnos, tan pronto nos pusimos en marcha´, la adrenalina empezó a brotar, con el Jeep por delante, abriendo zanjas de lodo nos facilitaba la entrada a los charcos; una vez que divisamos frente a nosotros la cuneta con un espejo de más de 50 metros nos obligó a acelerar a modo de no perder tracción y levantando las revoluciones a mas de 5 mil, sólo logramos ver como el Jeep se alejaba y se hundía hasta los estribos sobre el fango de barro rojizo, pero una vez que pisó a fondo, lonjas de barro empezaron a salir disparadas por todos lados hasta que alcanzó la tierra firme.

Nuestra baja tracción nos detuvo a escasos cinco metros de salir del charco, las ruedas se estancaron bajo el barro, obligándonos a descender de la pick-up y con el lodo hasta los chamorros amarramos una banda en la defensa delantera para ser estirados por el Jeep, el cual a media potencia nos logró sacar del vado y colocarnos en tierra firme; 15 minutos después nos estacionamos frente al bordo de la presa, la cual nos regaló la mejor de las vistas, mostrando niveles a tope gracias a las lluvias acumuladas durante septiembre y el fresco clima matinal, nos ayudaron a reducir la adrenalina. Eso si, el hambre no te la espanta nadie para compensar el esfuerzo, sacamos la vasija repleta de tacos y el termo con café para compartirlo con el buen Rubén y disfrutar el mejor de los almuerzos bajo ese paisaje tan campirano que sólo el monte te puede regalar, muy necesario para sumar fuerzas antes de poder empezar nuestro día de pesca.

Cuéntame tu historia,

tu ya conoces la mía…

viajesdepesca@hotmail.com



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.50
Venta
$19.40
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx