28/11/2018

0
0
Pasadizo secreto

De la chimenea a la estufa


Miguel Rodríguez Sosa

Parece que fue ayer, pero ya han pasado muchas décadas desde que la gente cambió su estilo, su forma de vida, al menos en esta frontera, sus primeras colonias no eran más que salteadas construcciones de casas, algunas de madera, otras de materiales más resistentes, pero existía un detalle, en ambas no podría faltar para la mujer ese adecuado espacio para preparar los alimentos; hoy es de reconocer que ningún hogar moderno cuenta con esa ondonada en la pared, al pasar para cocinar de la chimenea a la estufa.

Esa chimenea, las amas de casa también la utilizaban en tiempos de frío para darle calor al hogar, acostumbraban colocar una olla llena con agua para evitar los molestos dolores de cabeza, y no podría faltar esa piedra porosa para tallar, remover el hollín que, por la propia flama de la lumbre al cocinar, tiznaba esos preciados utensilios de cocina regularmente hechos de barro, prácticas, aunque cansadas, eran fáciles de comprender y hacer.

La vida al menos para las señoras del hogar era mucho más pesada, por lo mismo y cuando se daba a conocer la comercialización de algún producto como la estufa o lavadora y que sirviera para aligerarles su trabajo, su actividad hogareña, de inmediato por ellas era más que deseado, pero al no haber suficiente dinero, se esperaban hasta tener la oportunidad de adquirir una aunque fuera más antigüita, de segunda mano.

El tenerlo por igual ocupaba esa supervisión sobre todo hacia los niños y niñas, pues nunca faltaba que éstos metieran su manita entre los rodillos exprimidores de esa lavadora, cosa que la jefa de familia y astutamente con un simple jalón a la palanca lograba liberarla.

Hoy para muchas amas de hogar esos nuevos, modernos y digitalizados aparatos tanto en su operación como en su manipulación son estresantes, tales como ese refrigerador autoprogramable con código de seguridad, que cuando se va la luz tienes que marcar a un centro de atención y servicio para que te asistan y poder tan sólo el abrirlo, ese microondas multifoncional que, si no se lee ese instructivo incluido jamás lo entenderá, ese ventilador con control del que se requiere más de una hora tan sólo para lograr su funcionamiento, o de ese calentador con sistema de “seguridad” complicado, que ocupa mucho tiempo y paciencia, terminando la señora con su dedo entumido y casi muriéndose de frío, lo triste, sin poder lograr su encendido.

Sin pasar por alto esa lavadora semiautomática con innumerables foquitos y funciones que indican que seca, exprime, lava ropa ligera, pesada, delicada, pero que si no se le da el nivel adecuado de agua no funciona nada, que si se abre la tapa se desprograma, que para echarle jabón debe esperar que el ciclo termine, que si la forzó ya no hará ninguna trabajo teniendo que buscar ese complicado manual para “reprogramarla”, en consecuencia triste es entender que esa principal tarea para la que se adquirió que es la de tan sólo lavar, de eso no realiza absolutamente nada.

Es de reconocer que las funciones de esos anteriores nacientes aparatos de esas viejas épocas eran muy fáciles y prácticos, por lo mismo cualquiera los podía operar, armar o desarmar en caso de descompostura, cosas que en verdad vinieron más que a facilitarle a esa ama de casa su tarea doméstica, a serenarla.

Es de reconocer que las funciones de esos nuevos nacientes aparatos de estas nuevas épocas son tan difíciles y nada prácticos, por lo mismo no cualquiera los puede operar, armar o desarmar en caso de descompostura, cosas que en verdad vinieron más que a facilitarle a esa ama de casa su tarea doméstica, a irritarla.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.20
Venta
$20.20
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx