PERFIL
ANTERIORES
27/03/2017
20/03/2017
13/03/2017
06/03/2017
28/02/2017
20/02/2017
13/02/2017
06/02/2017
30/01/2017
23/01/2017
21/07/2014

17
0
Artículo

Vernos la cara


Denise Dresser

Todo guardado. Todo ocultado. Todo reservado. Todo secreto. Así se nos dice que debe ser gran parte de la información del gobierno en México. Así se manejan el gasto público, los fideicomisos, la condonación fiscal, el presupuesto, los recursos que van al Congreso, las transferencias federales a los estados, lo que se canaliza a los sindicatos. Como si fuera dinero suyo y no nuestro. Como si proviniera de su bolsillo y no del que nosotros llenamos. He allí a miembros de la clase política: gastando, desviando, rescatando. Comportándose como sultanes y no como servidores públicos. Actuando como tlatoanis y no como fiduciarios. Supuestos guardianes del interés público cuando ni siquiera entienden lo que significa.

Como Aristóteles Núñez Sánchez, jefe del SAT, quien declara que no puede revelar qué estados y municipios se beneficiaron de la condonación del pago del ISR, por el “secreto fiscal”. Quien argumenta que los contribuyentes no tienen derecho a saber qué se hace con sus impuestos por el “secreto fiscal”. Quien sugiere que los 45 mil firmantes que apoyan la inicitiativa “#YoContribuyente” deberían simplemente quedarse callados, agachar la cabeza, aceptar que el gobierno miente. Pues no. Y aquí van algunas precisiones para el SAT, la Secretaría de Hacienda y la Suprema Corte; los involucrados en este caso y que continúan vertiendo falsedades sobre él, intentando defender lo indefendible.

1) El director del SAT se escuda en el “secreto fiscal” para no atender las dos ocasiones en las que el IFAI ha exigido información específica y desglosada sobre los estados y municipios que se beneficiaron con las condonaciones fiscales. Le recordamos al jefe del SAT que el artículo 6 de la Constitución establece que toda información en posesión de cualquier autoridad que “(…) reciba y ejerza recursos públicos (…) es pública y sólo podrá ser reservada temporalmente por razones de interés público y seguridad nacional”. Le preguntamos entonces al jefe del SAT que explique cuáles son las razones de interés público y seguridad nacional que impiden dar a conocer el dinero -de los contribuyentes- que fue regalado a los estados. Y que no sabemos cómo lo gastaron.

2) El mismo Artículo 6 establece que las disposiciones del IFAI son vinculatorias, definitivas e inatacables. Le preguntamos entonces al jefe del SAT por qué esgrime el argumento del “secreto fiscal” cuando legalmente está obligado a cumplir con lo que el IFAI ha pedido, que es transparencia en el uso del presupuesto. Le preguntamos por qué no ha enviado a Consejero Jurídico del gobierno a la Corte a combatir el fallo del SAT en aras de la “seguridad nacional”? Le preguntamos si acaso no sabe que la Constitución y las resoluciones del IFAI tienen primacía legal sobre el Código Fiscal de la Federación, con el cual se resguarda para no entregarnos la información que tenemos derecho a saber.

3) Y nos dicen que la SCJN no ha resuelto el definitiva el amparo (con el cual se desechó el “interés legítimo de #YoContribuyente) pues fue turnado a otro ministro para esos efectos. Le aclaramos al director del SAT que el amparo fue turnado a otro ministro, pero no para que se produzcan reflexiones adicionales sobre el “interés legítimo”, sino para que se plasme en otro documento aquello que los ministros decidieron. Que los contribuyentes no tenemos derecho a saber qué se hace con nuestro dinero. Que no podemos cuestionar cómo el gobierno dispone de nuestros impuestos. Que lo resuelto ya no se puede modificar. A pesar de los formalismos y legalismos con los cuales se nos pretende engañar.

4) Finalmente, el jefe del SAT dice que la condonación no la propuso el Ejecutivo sino el Congreso. Tan es falso eso que ni la Cámara de Senadores ni la de Diputados justificaron la condonación pues no dieron razones para otorgarla ni evaluaron su impacto en las finanzas públicas. Y si el Congreso la “propuso” sin la anuencia del Ejecutivo, como argumenta Luis Videgaray, por qué él no la vetó.

Pero tratan de apaciguarnos enfatizando que la condonación sólo ascendió a 17.5 mil millones de pesos y no a los 40 mil millones que denunciamos. Quizás sí y quizás no. No hay manera de corroborarlo, ni para el año que dicen ni para otros. Allí queda la historia inexplicada e inexplicable de un gobierno que interviene para reducir el “pasivo” de estados y municipios, vía la condonación del ISR u otras medidas que Videgaray se retuerce tratando de justificar.

Allí queda la historia escandalosa y no es esclarecida de cómo están intentando vernos la cara mientras nos saquean el bolsillo.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.25
Venta
$18.30
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx