PERFIL
ANTERIORES
26/06/2017
19/06/2017
12/06/2017
05/06/2017
29/05/2017
15/05/2017
08/05/2017
24/04/2017
28/09/2015

27
227
Artículo

Presidente perdido


Denise Dresser

Enrique Peña Nieto parece estar contento consigo mismo, siempre. Enrique Peña Nieto dice que el país se mueve, se mueve. Enrique Peña Nieto argumenta (que?) no es necesario cambiar nada, absolutamente nada. Con ello el Presidente demuestra que padece un autismo político -con perdón para los autistas- que alarma y manifiesta todos sus síntomas. Como cualquier autista, ríe sin tener motivos aparentes para hacerlo; actúa como si estuviera sordo; no tiene ninguna apreciación del peligro; habita un mundo propio. Un mundo raro. Un planeta paralelo.

Sus discursos lo revelan, su reacción inapropiada ante Ayotzinapa lo ejemplifica, su(el?) nombramiento de Arturo Escobar lo confirma. El Presidente vive en una burbuja. Vive sin entender la realidad que lo rodea. Repite palabras y frases de manera obsesiva, como la noche del Grito de Independencia, ante un Zócalo semi-vacío?. No responde de manera normal frente a los estímulos externos. Ha desarrollado una discapacidad que afecta el desarrollo de su gestión y amenaza con despedazarla. Su cerebro no funciona como el de un político que quiere y sabe cómo usar el poder. No reacciona como un líder con reflejos rápidos frente a retos permanentes. Se le ve desenganchado, se le ve desorientado, se le ve cada día más distante del país que dirige. Viaja a Nueva York en vez de liderar el luto nacional sobre Ayotzinapa.

La anormalidad es cada vez más evidente. El desfase es cada vez más preocupante. Los síntomas están allí y emergen a diario. El Presidente afirma que su gobierno está comprometido con la verdad cuando -en caso tras caso- la PGR parece empeñada en ocultarla. El Presidente apela a indicadores verificables y medibles, cuando la mayor parte de la población dice creerle poco o nada cuando los reitera. El Presidente habla de la reinvención del sistema de procuración de justicia y el combate a la corrupción, cuando el caso de OHL demuestra que no es así. El Presidente habla de estrategias económicas que han dado resultados, cuando millones de mexicanos sienten que su situación económica ha empeorado.

Pero como todos los autistas políticos, Peña Nieto enfrenta un déficit de sensibilidad. Al igual que los pobladores de mundos propios, se resiste al cambio y no cree que sea necesario llevarlo a cabo. Insiste en presentar listas de logros aunque a nadie ayuden. Insiste en exhibir números aunque sean políticamente irrelevantes. Insiste en hablar de leyes que ha impulsado aunque sigan tan atoradas como el Sistema Nacional Anticorrupción. Insiste en la eficacia de las instituciones aunque la población no concurra. Insiste en mantener en el puesto a Gerardo Ruiz Esparza aunque los costos políticos sean cada vez más altos. El Presidente gobierna el país que existe unicamente en su cabeza y no encuentra referentes en la realidad.

Por ello no sorprende que -como los autistas- tenga problemas para comunicar su mensaje. Por ello no llama la atención que -como los autistas- enfrente dificultades para entenderse con los padres de Ayotzinapa. Por ello es explicable que -como los autistas- insista en rutinas, rituales, movimientos repetitivos. No puede evitarlo, no puede controlarlo, no puede aliviar un mal que ni siquiera comprende. No reacciona ante las mismas experiencias como lo hace la mayoría de los mexicanos. No pide ayuda porque no cree que la necesita. No entiende la tristeza que despierta su gobierno porque es incapaz de sentirla en carne propia.

Sin saber cómo reaccionar ante Ayotzinapa, Tlatlaya, Tanhuato, Ostula, la fuga de El Chapo, la Casa Blanca, OHL, los conflictos de interés, la depreciación del peso y de la imagen internacional que construyó, el Presidente ha perdido el piso. Tumbado sobre él y con la mirada perdida, Peña Nieto no entiende o desestima las críticas. No sabe por qué la prensa internacional repite un diagnóstico de confusión, estancamiento, depresión, desánimo, desorientación.

Para mala fortuna de los mexicanos, el autismo es incurable. La enfermedad presidencial no tiene remedio ni salvación. Enrique Peña Nieto continuará exhibiendo la conducta que lo ha caracterizado, continuará demostrando la falta de realismo que lo ha acorralado, continuará viviendo la fantasia sobre sí mismo que Televisa le ayudó a elaborar y a vender. México está en la frontera del caos y el Presidente no sabe qué hacer. México enfrenta la tormenta perfecta y el Presidente cree que tan sólo es una llovizna. Al país lo gobierna alguien que dice transformar la realidad cuando se rehusa a aprehenderla. México llora y su Presidente sólo sabe sonreír.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






  • Blanca - Medico
    Realmente es una pena que alguien que se supone es letrada, sea tan ignorante sobre el diagnóstico de AUTISMO, nadie en este mundo decide en que condiciines nacer y todos merecemos respeto. En lo que si somos reaponsables es en nuestros actos y en lo que hacemos en favor o en contra de nuestros semejantes. EPN y la clase política es responsable de sus propios actos y no tienen comparacion con nadie.
  • Liz - Autismo
    Le siguieron algo, INVESTIGUE qué es el Autismo. Entreviste padres de niños con este padecimiento, y vea la GRAN lucha diaria y de cada segundo por sus hijos. Terapias, medicamentos, cuidados especiales, escuela especial, neurólogos, y por si fuera poco, enfrentarse diariamente a una sociedad cerrada y dura que no comprende nada de nada cuando no tiene cerca un caso así. Muy doloroso su comentario, eh! Y pensar que yo creía que usted era super inteligente.... Nel! Cero volver a leer sus libros.
  • Ana Andrade - Desafortunada comparación.
    A lo mejor, en un momento de arrogante protagonismo de ésta seudo-periodista, le pareció dar "la nota" con una "brillante" comparación; pero dista de forma oceánica, a la realidad de una persona con esta condición. Mire, Sra. si no lo hace de corazón, la disculpa no mueve ni se percibe; infórmarse será mejor que cualquier arrumaco ante los ofendidos. Y prepárese para la llovizna de sombrerazos Sra. hoy sumamos millones con la condición!
  • Sara - Sra.
    Querida Denise, las personas autistas no viven en "su" mundo, viven en el nuestro. Merecen todo nuestro repespeto.
  • No, estoy de acuerdo que uses a los niños con Autismo, para juzgar al presidente, los niños con Autismo y no autistas, son lo más sinceros y honrados, y no se hacen los sordos, nos estás ofendiendos a todos los padres que luchamos por ése síndrome de Autismo con nuestros hijos. - Presidente Articulo Perdido.
    Un lo siento no es suficiente
  • Aileen Gless - Muy desafortunada su comparación .
    Demasiado desafortunada su comparación! Estas personas son las personitas mas sinceras, amorosas y nobles. Sin milicia alguna , con dificultades pero capaces de salir adelante a base de mucho esfuerzo y dedicación de ellos y sus familias. Llegara a sorprenderse se conocer a tantas personas que han llegado muy lejos y han marcado nuestra historia , con todo y sus dificultades. Así que su comparación no viene para nada al caso. La creía una mujer inteligente y esta vez , deja mucho que desear como periodista y como ser humano . La invito a que se informe y que por favor no se utilice el término autista como algo negativo o malo.
  • Mayte Rivas - indignante, hasta para insultar hay que hacerlo con propiedad.
    Es indignante que compares el autismo con el actuar del presidente y de su Gobierno, te invito a que te informes acerca de este transtorno y no utilices este término para ofenderlo ya que la ofensa e indignación es para los padres que tenemos hijos con esta condición. Entiendo su molestia e indignación hacia el actuar del Gobierno pero no se vale afectar de esta manera a terceras personas. Los padres de familia tenemos un diario luchar por la desmitificación de este trastorno ya que los estereotipos y prejuicios hacen que nuestro andar sea más difícil.
  • Lorena Franco C - Denise Adolece si , adolece de información real!
    Ver lo publicado con anterioridad referente a un "Grito y susurro"
  • Lorena Franco C - Denise adolece si! Adolece de sentido común e información real
    El ser politóloga, doctora en Princeton , investigadora , columnista , etc nos deja claro q te falta mucho q aprender alzo un "grito y susurro" a tu desinformación quizá las 38 colaboradoras te puedan orientar y reflexiones ya que el AUTISMO va más allá de lo que refieres y como líder de opinión sería conveniente que modificaras el artículo separando la política de un tema tan apartado como lo es la condición autista .
  • Marcela Paramo - Deprimente que utilices esos términos
    Me da tristeza que alguien como tú utilice tan inadecuadamente el término de autismo para referirte a la conducta de EPN comparto que el presidente percibe una realidad distinta a la de la mayoría de los mexicanos sin embargo usar el autismo como un calificativo es discriminar a quienes viven esa condición de vida consideró que los padres de hijos con esta condición de vida y quienes la viven merecen una disculpa pública de tu pésimo comentario ojalá tengas la empatía para quienes tienen esta condición de vida y comprender tu error y lo corrijas
  • Francia - Creo un lo siento no es suficientd
    Que falta de profesionalismo de esta seudó periodista, el comparar un síndrome que desafortunadamente muchos de nuestros mexicanos padecen y nos duele, con el comportamiento de una persona en su actuar políticamente puede ser o no correcto, ya que una de las cualidades y virtudes de las personas que padecen el síndrome del autismo, es precisamente la pureza y nobleza de su corazón, sentimientos y valores, y son mucho más inteligentes que la se uso periodista y el gobernante juntos, y yo doy gracias a Dios que no guarden rencores, ni vean la supuesta realidad de dos personas que creen vivir.
  • Agree - Para @Francia
    Totalmente de acuerdo contigo @Francia. Sin más comentarios
  • Adriana Rivero - opinion
    Hola, es comprensible su indignacion con los actos cometidos durante este gobierno, pero no por eso es justificable su comparacion, como madre de una personita con autismo puedo decirle que son seres sin malicia, amorosos y que luchan dia a dia por entendernos. Gracias a Dios que pone a estos angelitos en las manos adecuadas.
  • Eira de la Garza - Autismo Político?
    Me ayudas a compartir una carta que escribió mi hermana Tania de la Garza ? Gracias! Por favor compartan esta carta que escribí. Carta a Denise Dresser: Aquí mi crítica e indignación respecto a tu opinión:
  • Ross RT - Señora con todo respeto que vil usar el autismo.
    Indignante referirse a un personaje como ese, con la etiqueta de autista, su comentario ofende más a las personas que viven en esta condición y a sus familias, más que lograr su objetivo de exponer a un presidente ausente, irresponsable, totalmente corrupto; no sólo bastará con cambiar el artículo y las disculpas que usted puede ofrecer sino que además la invito a informarse no sólo del trastorno desde la perspectiva médica sino también de la lucha que las personas bajo esta condición y sus familias encaran día a día.
  • Tania De la Garza - pésima nota
    pésima nota, carente de sentido el inventar el "autismo político". Pero es de esperarse, varios reporteros con tal de dar una nota demuestran su ignorancia y contribuyen a la desigualdad, falta de inclusión, discriminacion etc. Dejen de usar estos términos inventados que solo conducen a que la gente siga viviendo en la ignorancia y la desigualdad.
Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.00
Venta
$17.90
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx