PERFIL
ANTERIORES
04/12/2017
27/11/2017
20/11/2017
13/11/2017
06/11/2017
30/10/2017
23/10/2017
16/10/2017
09/10/2017
02/10/2017
29/02/2016

0
0
Artículo

No sólo así


Denise Dresser

Tiempo de participar en la gesta pública proponiendo ideas. Tiempo de hacer un corte de caja del sexenio de Peña Nieto, más lo que se avecina en el 2018, y pensar qué vamos a hacer. He allí la mancuerna mortal de corrupción e impunidad, de Malinalco y el tren chino, de reformas mal instrumentadas y reformas teñidas. He allí Tanhuato, Apatzingán, Ayotzinapa, Tlatlaya, más lo que se acumule. Por eso el repudio, por eso la desilusión, por eso la importancia de una agenda ciudadana independiente como la que traza Jorge Castañeda en su libro “Sólo así”. Ideas capaces de aportar algo apartidista, fuera de las tribus y las corrientes y las bandas y las cúpulas. Algo verdaderamente ciudadano. Algo nuestro.

Por todos los temas que los partidos no quieren tocar. La corrupción que comparten, la impunidad que toleran, los derechos humanos que ignoran, la defensa de las minorías que desdeñan, la expoliación a los consumidores que permiten. Todos nosotros padeciendo las consecuencias de lo que Castañeda llama “un estado de derecho cojo, manco y decapitado”. Atrapados sin salida en lo que su colaborador Héctor Aguilar Camín describe como “un proyecto de país de primer mundo, una capacidad de ejecución de gobierno de tercer mundo y un rechazo público de Estado o país fallido”.

Agravios del gobierno de Peña Nieto para los cuales las reformas estructurales no tienen respuesta. Agravios ante una partidocracia anquilosada, aislada, alejada de sus supuestos representados, quienes en un 62 por ciento se dicen dispuestos a votar por un candidato independiente.

Porque el electorado ve a un PRD desfondado y a veces inútil; un lopezobradorismo intolerante y amenazante; un PAN cuya corriente calderonista apoyó las reformas de Peña Nieto a cambio de protección política para el ex presidente en temas de violaciones a los derechos humanos y los costos de su “guerra”. Un nuevo gobierno que fue tapadera del anterior, con lo cual se apropió de todas las culpas y responsabilidades de su predecesor. Y una alianza que resultó desastrosa para el Presidente y el país: el pacto con el PRI del Estado de México.

El silencio sagrado, la protección asegurada, la omertá consagrada. La línea de continuidad entre un sexenio y otro que no se rompe. Mientras sigue la guerra, se violan los derechos humanos. Mientras se violan los derechos humanos y personajes como García Luna permanecen impunes, la impunidad se institucionaliza. Al institucionalizarse la impunidad, se extiende a otros rubros. Todo lo mancha, todo.

Por ello se explican el hartazgo ciudadano, la volcadura a un manojo de candidaturas independientes exitosas, la partidocracia podrida. Pero eso no significa que el 2018 sea un parteaguas de participación o rechazo partidista. Una y otra vez hemos visto la capacidad de la sociedad civil para neutralizarse a sí misma votando por “el menos peor”. Y la única manera de romper la inercia es con una agenda ciudadana que se centre en combatir la impunidad con un mecanismo internacional como la CICIG en Guatemala. Una exigencia radical, inaplazable y no negociable de derechos humanos. El ataque frontal a la corrupción con una contraloría completamente autónoma, con capacidad de acción penal. El ataque a la partidocracia y sus dineros desmantelando obstáculos a las candidaturas sin partido, así como la reducción dramática de las prerrogativas partidistas. El impulso a la segunda vuelta electoral. La defensa del consumidor, expoliado en transacción tras transacción por un monoplio u otro. He allí un primer esbozo - valioso - de agenda, por nosotros, para nosotros.

Y probablemente Jorge Castañeda y los miembros de su camarilla tienen razón en insistir que debe haber una sola candidatura independiente. Pero ojalá no la propuesta o monopolizada o con barreras de entrada erigidas por ellos. Ojalá no a la perpetuación del Club de Toby intelectual que huele a macho, a excluyente, a Establishment aunque dicen no formar parte de él. Ojalá no los mismos nombres de siempre en las mismas listas de siempre. Hombres con grandes atributos e intelectos cuyo tiempo ya pasó. Cuya capacidad de convocatoria ya expiró. Cuyas ideas son necesarias, pero cuyas personalidades no tienen eso que una candidatura independiente necesitaría para prender: independencia, carisma, conexión con los jóvenes, combatividad, irreverencia, sentido del humor, capacidad de crear confianza en un proyecto común y no nada mas en un proyecto personal. Debe haber en México un hombre o una mujer con ese perfil. Alguien que doble las reglas pero no por ego sino por convicción. Sólo así.



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.90
Venta
$18.70
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx