El Mañana
Global EUA 25 septiembre, 2019

Abuela de 87 años mató a su nieto por que no lo cuidaban

Una mujer de Florida le ha dicho a la policía de Bradenton que mató su nieto discapacitado porque le preocupaba no saber quién se iba a encargar de él una vez ella muriera, ha informado el diario

4200

Por Telemundo

“La abuela de Joel, Lillian Parks, de 87 años, quien es su cuidadora de medio tiempo, hizo varios comentarios preocupantes, comentarios espontáneos a los oficiales de que ella le había causado una sobredosis a propósito con la intención de quitarle la vida“, ha afirmado el capitán de la policía Brian Thiers en una conferencia de prensa este martes.

Las autoridades han dicho que el cuerpo de Joel Parks, de 30 años, fue hallado por su hermana en la tarde del domingo cuando fue a visitarlo a la casa de su abuela.

La estación de televisión WWSB ha informado que las autoridades ya emitieron una orden de arresto en contra de la mujer.

La policía de Bradenton ha dicho que Lillian Parks será detenida por asesinato en segundo grado cuando sea dada de alta de la atención médica, donde actualmente se encuentra bajo tratamiento y evaluación.

Thiers ha señalado que la mujer estaba supuestamente preocupada por su propia condición médica y por quién cuidaría de su nieto si ella moría, ha reportado el diario.

La policía ha indicado que Joel Parks era discapacitado y no podía cuidarse solo.

LIVE NOW: Bradenton Police Department speaks on child death investigation

Posted by SNN, The Suncoast News Network on Tuesday, September 24, 2019

Los registros muestran que Lillian Parks era la que encargaba de cuidar de la víctima, de modo que durante la semana vivía en un hogar grupal, pero se quedaba con ella los fines de semana.

El padre de Joel Parks está muerto y se desconoce el paradero de su madre, ha dicho Thiers.

Thiers ha añadido que la policía de Bradenton está trabajando con la Oficina del Fiscal del Estado para garantizar que se presenten los cargos correspondientes.

La policía está esperando los resultados de un informe de toxicología y de un médico forense para determinar cómo murió exactamente el hombre.

Por el momento, Thiers ha optado por no divulgar información sobre las condiciones médicas de Joel y Lillian Parks.

“Este es un caso difícil para nuestros detectives, un caso difícil para nuestra agencia”, le ha dicho Thiers a los periodistas. “En parte porque nos sentimos mal por un individuo que siente que la única opción es quitarle la vida a otro ser humano porque estás muy preocupado por su cuidado después de que te vayas”, ha agregado

“Pero, por otro lado, este es un proceso que fue pensado. Eso fue planeado y ella le quitó la vida a alguien. Necesitamos hacer todo lo posible para hacer justicia a su familia y sus amigos”, ha señalado el oficial.

Las autoridades han indicado que ya se dio inicio a la investigación para esclarecer los hechos

Etiquetas Lillian Parks


+ Más noticias