El Mañana

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Nuevo Laredo 2 julio, 2019

‘Aceleran’ despojo de carretera libre

Una vez terminada la nueva autopista, quienes la usen deberán pagar 89 pesos extras para ir a Monterrey; un viaje redondo costará unos 704 pesos

4200

Por FERNANDA VALTIERRA

Ya falta menos para que concluya la autopista de cuota La Gloria-San Fernando que agregaría un costo extra por transitar un tramo de 49 kilómetros que hasta ahora fue gratuito, pues a pesar de que se construirá una carretera paralela “libre”, ésta será de un carril de ida y otro de vuelta -con acotaciones- mientras que ahora tenemos dos carriles en cada sentido, en cuerpos viales separados sin costo alguno.

A 900 metros al sur de donde solía ubicarse la garita del Kilómetro 26, se observan ya avanzada la instalación de las casetas de cobro -en ambos sentidos- en donde tentativamente tendría un costo aproximado de 87 pesos por el tramo de 49 kilómetros.

Lo anterior implica que el viaje redondo de Nuevo Laredo a Monterrey implicaría un costo aproximado de 704 pesos, resultado de la sumatoria de los 265 pesos que cuesta actualmente el tramo La Gloria-Monterrey y los 87 pesos de La Gloria-San Fernando (352 pesos), esto en ambos sentidos.
En ocasiones anteriores tanto representantes de organismos, transportistas, empresarios y ciudadanos en general mostraron su descontento por el proyecto que deriva en un impacto directo a los costos de traslado y con esto el precio final de productos y servicios, así como el margen de ganancia de algunos comerciantes.

La instalación de las casetas que se ubican de norte a sur tiene ya delimitados cinco carriles de las mismas dimensiones y un sexto al extremo derecho con un carril extendido, además ya se ha ubicado techumbre; mientras tanto la instalación paralela en sentido contrario ostenta por ahora sólo un par de carriles, pero con dos edificios contiguos, uno de mayores dimensiones presumiblemente para albergar oficinas.

Esta obra inició en septiembre del 2018 con una inversión de 2 mil 700 millones, está una autopista de cuota de cuatro carriles de circulación, con ampliación del ancho de 12 metros, y la extensión de la carretera libre de peaje a dos carriles de circulación, uno por sentido, en una longitud de 49 kilómetros, la cual contará con videovigilancia para reforzar la seguridad.
Los trabajos son ejecutados por la empresa constructora Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra) en consorcio con Grupo Concesionario de México.

Un edificio administrativo ya fue construido. FOTOS: ALBERTO CARRASCO / EL MAÑANA