El Mañana

domingo, 26 de mayo de 2019

Laredo Texas 18 abril, 2019

Aceptan cargo de lavado de dinero

El 24 de mayo a las 11 de la mañana se les sentenciará oficialmente, éste sólo fue un preacuerdo oficial con la fiscalía de distrito del Condado de Webb

Los Villarreal organizaron todo un mundo de empresas, para lavar dinero de las maquinitas. FOTO: MAURICIO BELLOC/EL MAÑANA

4200

Por MAURICIO BELLOC

LAREDO, TX.- Por lavado de dinero de 1.76 millones de dólares, Hilda Guerra Villarreal, de 71 años de edad, de Zapata, Texas fue condenada a 10 años de libertad bajo prueba, que serían de prisión si falla e infringe la ley; sus hijos Rebecca Villarreal de López, a un año de libertad condicionada o uno de cárcel; Rubén René y Raúl René Villarreal a seis meses de libertad bajo prueba o un año de cárcel si infringen la ley, los tres hijos por mantener lugares de juego “maquinitas” en Laredo, Zapata, Falcon Heights y Bruni, Texas.

Ayer miércoles se llegó al acuerdo en la corte de distrito 406, luego de diligencia de dos horas, bajo el juez visitante William Kirkendall, quienes les dijo que el 24 de mayo a las 11 de la mañana les sentenciará oficialmente, éste sólo fue un preacuerdo oficial con la fiscalía de distrito del Condado de Webb.

La mayor por lavado de dinero, aceptó culpabilidad, los tres hijos por mantener lugares de juego (“maquintas”).

Juicio a parte se sigue en una corte federal, por cuanto a la incautación de 1.7 millones que a Hilda G. Villarreal le encontraron en sus residencias y negocios de Zapata y Falcon Heigts.

Los Villarreal organizaron todo un esquema o sistema para lavar dinero de las “maquinitas”, abrieron negocios de lote de autos, servicio de grúas, de pensión de vehículos, sitios de snacks o antojitos, super tienda de artículos diversos, de todo tenían en Zapata.

Rebecca Villarreal, de 51 años de edad, perdió 175 mil dólares en efectivo, hallados en su casa de Alexander, aquí en Laredo.

Raúl René Villarreal, de 47 años de edad y Rubén René Villarreal, 31, forman parte de la banda y ahora sentenciados.

Fue el 5 de enero de 2018, cuando se ejecutaron cuatro órdenes de cateo en Zapata, como una investigación policiaca y judicial de nueve meses, contra el juego ilegal y el lavado de dinero, participaron DPS, Texas Rangers, Policía de Laredo, Fiscalía de Distrito de los condados de Webb y Zapata, se catearon los negocios de maquinitas “Gold Mine” en 2132 carretera 83 Sur, en Zapata, Texas; “Magic Spins” 3002 de la misma vía; “Lucky Spins” en 503 calle Este, en Falcon, Texas; y la vivienda de Hilda Guerra Villarreal en 1406 carretera 83 Sur en Zapata, de esos cuatro cateos se aseguraron 1.76 millones de dólares en efectivo, de ellos 1.5 millones en casa de Hilda Guerra Villarreal.

Dinero oculto en maletas, cajas fuertes, armarios, archiveros, cajas de zapato, en paquetes, bolsas, incluso en pedazos de tubería PVC.

Así como 546 maquinitas de juego tipo casino, así como tecnología para fabricar más maquinas, como tarjetas inteligentes o discos duros, y “cerebros”, de tales aparatos.

Igual que cuatro negocios de maquinitas en Lardo y la casa de Rebecca Villarreal de López.

El miércoles Guerra Villarreal aceptó ante el juez Kirkendall, de Seguin, Texas, por conspiración para lavar dinero procedente de actividades criminales, un delito de primer grado, le fue sentenciada a 10 años de prisión, pero bajo prueba, en libertad, en parte debido a su edad.