El Mañana

sábado, 20 de julio de 2019

Nuevo Laredo 14 mayo, 2019

Acosan cobradores a solicitantes de crédito

Se estima que aproximadamente 50 personas por mes son intimidadas por las financieras

4200

Por ALMA PIÑA

La pasada cuesta de enero, las vacaciones en Semana Santa, el regalo de mamá, orillaron a varios neolaredense a solicitar un crédito, que hoy aseguran se convirtió en un dolor de cabeza, no por el pago, sino por el acoso de los cobradores al llegar el día de liquidación o al no pagar a tiempo.

Se estima que aproximadamente 50 personas por mes son intimidadas por financieras que utilizan diversas formas para cobrar sus préstamos, las cuales agravian a la dignidad del ciudadano, señaló el delegado para la Zona Noreste de la Federación Mexicana de Colegios de Abogados, Manuel Galván Armendáriz.

“Una vez por semana brindamos asesoría legal en las principales plazas de la ciudad, y en reportes mensuales atendemos hasta 160 quejas, de las cuales el 30 por ciento de ellas son referentes a acosos de cobranzas”, manifestó.

De acuerdo con el abogado, los deudores señalan que aún cuando estén al corriente de sus pagos, los cobradores les llaman para exigir el pago.

Ahora con la nueva reforma al artículo 284 Bis del Código Penal Federal, publicada el jueves 22 de junio del 2018 por el Poder Ejecutivo en el Diario Oficial de la Federación (DOF), los cobradores que lleven a cabo la actividad de cobranza extrajudicial ilegal podrán ser sancionados de uno a cuatro años de prisión y multa de 50 mil a 300 mil pesos.

La cobranza extrajudicial ilegal es toda aquella acción que utilice la violencia o la intimidación ilícitas, ya sea personalmente o a través de cualquier medio, para requerir el pago de una deuda derivada de actividades reguladas en leyes federales.

“En ocasiones las financieras o despachos de cobranza envían mensajes por correo postal a los domicilios amenazándolos, los hostigan por teléfono, colocan mantas o por medio de un auto de sonido vocean que fulanito de dicha colonia debe cierta cantidad de dinero a la financiera, todas estas acciones ahora son un delito federal”, manifestó Galván Armendáriz.

Esta ley aplica en todos los empleados y dueños de despachos de abogados del país y podrían enfrentar cárcel y multas por llevar a cabo la actividad de cobranza extrajudicial ilegal contra deudores financieros.