El Mañana

domingo, 26 de mayo de 2019

Escena 1 mayo, 2019

Acusan a Avengers: Endgame de burlarse de personas con sobrepeso con Thor

A muchos no gustó la representación que hizo Marvel del Dios del Trueno

4200

Por SDP NOTICIAS

En este momento no podemos poner en duda el éxito que Avengers: Endgame ha representando para Disney; sin mencionar que ha sido del agrado de la mayoría de la gente, quienes han celebrado la emotividad de la historia, las grandes secuencias de acción y un epílogo que cierra perfectamente el desarrollo de los Vengadores originales. Sin embargo, hay algo que no acaba de agradar a varios fans y especialistas, el que Thor sea gordo.

No por el hecho que se quiera a un Dios del Trueno musculoso, más bien porque sienten que se trata de una burla directa a las personas con sobrepeso. Así lo expone la columnista de The Guardian, Lacey-Jade Christie, en un artículo donde examina el rol del personaje dentro de la trama, argumentando que su apariencia sirve únicamente como un alivio cómico al drama que se vive, es decir, es un mero chiste de sí mismo, sin explorar más allá lo que significa este cambio en una persona que siempre se mostró como poderosa y segura de sí misma.

No me molestaría si aumentara de peso como resultado de su trauma y esto se tomara más en serio. Las fluctuaciones en el peso son normales, especialmente cuando no se está cuidando. Mi problema con la apariencia de Thor es que era claramente una broma estratégica colocada por Marvel para brindar un alivio cómico a la seriedad general de la película.
LACEY-JADE CHRISTIE, ARTICULISTA Y COLUMNISTA

Quienes ya hayan visto la obra sabrán que, en efecto, la apariencia y actitud de Thor es una broma recurrente en las tres horas de metraje; lo mismo que su alcoholismo e inseguridad. Lo cual nunca cambia no importando lo que suceda en pantalla, y no se explora más allá que algo meramente “divertido”, esto es precisamente lo que más molesta a la autora.

Thor es un héroe roto pero eso causa gracia

Lo que se muestra en Endgame con Thor es un héroe roto, más que cualquier otro Vengador, el asgardiano perdió prácticamente todo por lo que vivía en las últimas películas. Asgard quedó destruida, su martillo fue roto en pedazos, Jane Foster terminó con él, casi todo su pueblo murió o en su nave o cuando Thanos chasqueó los dedos, su hermano falleció tratando de protegerlo, sus amigos también murieron, y tuvo la oportunidad de acabar con Thanos en un último intento; pero falló su ataque. Es decir, estamos ante una persona sumida en una profunda tristeza, donde se asume como un inútil que no tiene una función real en el mundo; signos de depresión.

La autora lo compara con lo que sucede con algunos veteranos de guerra, que quedan tan afectados psicológicamente que les es difícil reintegrarse a la sociedad. Así, la apariencia descuidada de Thor es más que un chiste en sí mismo, refleja toda una situación detrás que merecía ser analizada; no obstante, Disney y Marvel prefirieron apelar al estereotipo fácil dejando de lado la reflexión.