El Mañana

miércoles, 17 de julio de 2019

Laredo Texas 5 mayo, 2019

Acusarían a mujeres de asesinas por aborto

Se eliminaría la excepción en el código penal por homicidio criminal que se aplica a damas y médicos y permitiría que fueran acusados ​​de asesinato de un nonato

La medida sería una prohibición general de los procedimientos de aborto en el estado. FOTOS: CORTESÍA

4200

Por CNN

AUSTIN.- Los legisladores de Texas están considerando un proyecto de ley que permitiría que una mujer que se someta a un procedimiento de aborto sea acusada de asesinato capital, un delito condenado con pena de muerte en el estado.

El Proyecto de Ley de la Cámara de Representantes de Texas 896, presentado en la Comisión Judicial y de Jurisprudencia Civil de la Cámara de Representantes de Texas, eliminaría la excepción en el código penal por homicidio criminal que se aplica a las mujeres y los profesionales médicos y permitiría que fueran acusados ​​de asesinato de un niño no nacido.

La medida sería una prohibición general de los procedimientos de aborto en el estado, permitiendo que el Estado haga cumplir la ley “independientemente de cualquier ley federal contraria, orden ejecutiva o decisión judicial”. La decisión histórica de la Corte Suprema de EU de 1973 en el caso Roe v Wade confirmó la legalidad del derecho de una mujer a abortar en virtud de la Decimocuarta Enmienda a la Constitución.

“Un niño humano vivo, desde el momento de la fertilización en la fusión de un espermatozoide humano con un óvulo humano, tiene derecho a los mismos derechos, poderes y privilegios que las leyes de este estado garantizan a cualquier otro niño humano”, dice el proyecto de ley.

El proyecto de ley aún no se ha salido de la comisión ni ha ido a la Cámara de Representantes para el debate. La medida se introdujo por primera vez en 2017, pero no recibió una audiencia. Los republicanos tienen actualmente una mayoría en ambas cámaras de la Legislatura de Texas.

El presidente de la comisión, el representante republicano Jeff Leach, dijo la semana pasada que no permitiría un proyecto de ley fuera de la comisión que “apunte contra la mujer con responsabilidad civil o penal”, según Dallas Morning News. Sin embargo, dijo que otorgaría una audiencia para cualquier proyecto de ley solicitado por un miembro.

La comisión escuchó a más de 300 testigos durante la audiencia del lunes sobre la HB 896 que se extendió hasta las primeras horas de la mañana del martes. Según Leach, 446 testigos habían registrado su aprobación para el proyecto de ley, con 54 en contra.

La representante demócrata del estado, Victoria Neave, dijo que está “tratando de reconciliar” lo que los partidarios del proyecto de ley le harían a una mujer “exactamente lo mismo que uno alega que le está haciendo a un niño”, al hacer que ella sea elegible para la pena de muerte.

El representante del estado de Texas, Tony Tinderholt, un republicano que presentó el proyecto de ley, argumentó que la legislación “no se dirige específicamente a las mujeres” ni “criminaliza específicamente a las mujeres”, sino que “iguala la ley para que todos los culpables o tomen parte en lo que yo llamo asesinato… pueda ser castigado”.

La audiencia de una hora de duración se mantuvo en gran medida civil hasta que la comisión escuchó a su primer panel que se oponía al proyecto de ley.

“Los autores del proyecto de ley saben que esta legislación es inconstitucional debido al precedente judicial federal establecido por Roe v Wade”, dijo Jasmine Wang, pasante legislativa de la organización NARAL Pro-Choice. “Así que incluso dar una audiencia a este proyecto de ley es una pérdida de tiempo y recursos”.

Leach se mostró en desacuerdo con el testimonio de Wang y la criticó sobre sus posturas sobre el aborto. También acusó a los testigos de NARAL de “burlarse” y “reír” durante los testimonios de otros.

“El presidente Jeff Leach, que entretiene este proyecto de ley y le otorga una audiencia, prueba que el intento implacable y coordinado del antiaborto de avergonzar y criminalizar a las mujeres que tienen abortos, así como a los médicos que realizan esa atención, es peligroso y está fuera de contacto con la mayoría de los residentes de Texas, quienes creen que el aborto debe ser seguro y legal”, dijo Delma Catalina Limones, gerente de comunicaciones de NARAL Pro-Choice Texas, en un comunicado. (CNN)

Mujer que se someta a un aborto podría ser acusada de asesinato capital, un delito condenado con pena de muerte en el estado.