El Mañana

sábado, 21 de septiembre de 2019

4 septiembre, 2019

Agoniza el Distrito de Riego de Anáhuac

Hoy en día, sólo hay activas unas 2 mil 500 héctáreas para el sembradío, y el resto se ha llenado de monte o fueron vendidos los derechos de agua

4200

Por Agoniza el Distrito de Riego de Anáhuac

El Distrito de Riego 04 Don Martín está agonizando, de seguir así esto se acaba, de 30 mil hectáreas sólo quince mil están activas, se siembran 2 mil quinientas lo demás está lleno de maleza, afirmó José Manuel Velarde Tristán, presidente del Consejo de Administración de la Colonia Agrícola y Ganadera de Ciudad Anáhuac, Nuevo León.

Al inicio el Distrito 04 Don Martin contaba con 60 mil hectáreas de las cuales quedaron la mitad en las últimas décadas, luego de vender sus derechos de agua, muchas de esas parcelas se llenaron de monte.
“En estas 2 mil quinientas hectáreas se cuentan praderas que están establecidas y es muy poquito, el resto de esas parcelas se llenan de monte muy fácil”, manifestó el agricultor.

Agregó que si no se trabajan en un año, para el siguiente ya está saliendo el mezquite y el huizache, plantas endémicas de la región, tierras donde se siembra trigo, maíz, forraje y algo de soya.

“Ese canijo mezquite o huizache si lo dejas, crece, no muy grande y lo puedes tumbar con el tractor, pero las circunstancias para nosotros no son buenas”, enfatizó Velarde Tristán.

Señaló que una de las cosas que les afectó como agricultores fue el Tratado del Libre Comercio y la importación de granos en grandes volúmenes a precios bajos.

“Si usted necesita maíz y yo la siembro viene y me lo quiere comprar, le vendo a 5 mil pesos la tonelada para salir de mis gastos, pero de aquel lado cuesta 2 mil quinientos o tres mil, es más barato y lo compran allá en Estados Unidos los consumidores de maíz”, detalló el Presidente de la Asociación de Regantes.

Con carteras vencidas, sin apoyos y en desventaja en el plano internacional, los integrantes de la Asociación de Regantes prefieren no sembrar sus parcelas.

“Estamos en peligro de que desaparezca el Distrito de Riego 04, el precio internacional nos afecta por estar muy por debajo, los insumos y todo lo que necesitamos para sembrar y no salimos en realidad”, expresó.

Finalizó José Manuel Velarde Tristán que si no hay un giro en las actividades o en los tipos de cultivo, no podrá sobrevivir en esta zona del noreste que tuvo sus años dorados décadas atrás con la siembra de algodón.
“Tenemos todo en contra el clima con 45º, la falta de lluvias y con carteras vencidas y precios bajos en los granos, si no hay una política que nos proteja con precios de garantía para sembrar y saber a qué le tiramos, estamos destinados a morir”, concluyó el Presidente de la Asociación de Regantes de Ciudad Anáhuac, Nuevo León.