El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Nuevo Laredo 1 agosto, 2019

Agua clorada de alberca provoca conjuntivitis

En lo que va de este año, se han atendido a 4 mil 215 personas por problemas de conjuntivitis

4200

Por Emma Treviño

Agua clorada de las albercas provoca una mayor demanda de consultas en las Unidades de Salud por problemas de conjuntivitis y otitis media y las infecciones de las gargantas, pero no son los únicas enfermedades que se presentan por estar en los balnearios públicos, sino también hongos en los pies, dermatitis y quemaduras de primer grado en la piel.

En lo que va de este año, se han atendido a 4 mil 215 personas por problemas de conjuntivitis, entre ellos, niños, problema de salud que afecta a todas las edades.

“Hemos tenido un ligero descenso de estas enfermedades, el año pasado en esta mismas fechas llevábamos 4 mil 250 casos, aquí el problema es que no tenemos los hábitos higiénicos necesarios para el cuidado a la salud, lo vemos a diario, y si te fijas en las albercas la gente no cumple con el requisito mínimo indispensable que es la ropa”, expresó el doctor Francisco Mejía Barrientos, coordinador de Servicios de Salud.

Destacó que más que problemas por indigestión por meterse al agua después de comer se presentan más los males de la conjuntiva por la alta exposición al cloro, y en el caso de la otitis, por la inflamación del conducto auditivo al entrarle agua al oído.

Recomendó que es vital que al meterse a las albercas o balnearios la gente haga uso de lentes especiales para el agua, gorra y tapones para los oídos, con ello, se evitarían enfermedades que afectan en esta temporada de verano por el contacto excesivo al agua clorada.

Sin dejar a un lado, el uso de sandalias para el agua, ropa adecuada y evitar meterse a las albercas con problemas de hongo en los pies, ya que es de fácil contagio.

Además del uso de bloqueador solar, ya que las radiaciones son demasiado fuertes y luego de horas bajo el agua directo a los rayos solares se presentan las quemaduras de primer grado.

“Es importante que vigilen a los menores de edad, ya que un descuido puede llevarlos a ahogamiento y la muerte o dejarlos con daños severos”, concluyó.