El Mañana

jueves, 18 de julio de 2019

Nuevo Laredo 5 mayo, 2019

Agudiza crisis; solo 15 migrantes han cruzado

Todas las casas-refugio están rebasadas y en la mayoría de ellas las personas tienen que dormir en casas de campaña y en las banquetas

Hay cubanos, africanos y hasta rusos en espera. FOTOS: ALBERTO CARRASCO/EL MAÑANA

4200

Por MARTHA MARTÍNEZ

A simple vista parece que los albergues temporales de Nuevo Laredo se han convertido en campos de refugiados, pero sin apoyos, sin recursos.
Cada vez son más los migrantes de Honduras, Cuba, África y hasta Rusia que llegan con la esperanza de cruzar a Estados Unidos, un sueño que está lejos de convertirse en realidad.

“Muchos nos estamos desesperando, hay una lista interminable de personas esperando una respuesta por parte de las autoridades americanas, pero los trámites cada vez están más lentos, durante los últimos 20 días, sólo 15 han logrado cruzar de México a Estados Unidos”, expresó Yaidamis Daisson, de Cuba.

Yaidamis es una mujer de 40 años, dejó a su único hijo en el país del que salió huyendo para convertirse en ciudadana libre y brindarle un mejor futuro a su familia, pero a pesar de asegurarse fuerte, cuando habla de su sueño su mirada se nubla.

Su meta es reencontrarse con su hijo, una vez que ya esté en Estados Unidos, donde tiene amigos que la apoyarán mientras encuentra un empleo.

La sobrepoblación a la que se enfrentan hoy en día el Albergue Municipal y la Casa AMAR deriva en la escasez de recursos, incluso para alimentación, para los migrantes, que han tenido que salir a las calles a buscar el sustento, algunos trabajando, otros de la caridad humana.

Quienes hablan o entienden el español, aseguraron que son muy pocas las oportunidades de trabajo que pueden encontrar, la mayoría de las empresas piden papeles legales, algo imposible, por lo que se ven en la necesidad de pedir en las calles, sobre todo para comprar los alimentos.

“El poco dinero que teníamos se nos acaba. Yo he salido a buscar trabajo, que nos piden documentos legales. Aquí todos tenemos que costear nuestros alimentos, nuestra vestimenta o calzado. A veces algunas personas vienen y nos ofrecen de comer, pero la mayor parte del tiempo somos nosotros quienes cocinamos”, señaló.

El Albergue Municipal tiene espacio para 250 personas, hoy suman más de 700, en la Casa AMAR de 150, pero ha sido hasta triplicada que incluso, algunos duermen en las banquetas al no contar con espacio para más.

Cada vez son más las carencias en las casas de migrantes.
“Muchos nos estamos desesperando, hay una lista interminable de personas esperando una respuesta por parte de las autoridades americanas, pero los trámites cada vez están más lentos, durante los últimos 20 días, sólo 15 han logrado cruzar de México a Estados Unidos”.
Yaidamis Daisson MIGRANTE CUBANO