El Mañana

martes, 16 de julio de 2019

Laredo Texas 9 julio, 2019

Alertan a no dejar niños en vehículos

Parece increíble, cada año se registran en promedio 39 muertes en Estados Unidos a causa del descuido de los adultos

4200

Por Francisco Díaz

LAREDO, TX.- Con los meses más calientes del año encima, el juez de Paz Oscar Liendo inició una campaña para que los padres hagan conciencia sobre el peligro de dejar a sus niños encerrados en los autos porque corren el riesgo de un golpe de calor.

“Dejar a un niño encerrado en el auto aunque sea por un par de minutos no solamente es peligroso sino que además es contra la ley, una persona puede ser llevada a la cárcel si un oficial detecta esta situación”, advirtió el juez Liendo.

Agregó que si bien parece increíble que los padres descuiden a sus hijos, cada año se registran en promedio 39 muertes en Estados Unidos a causa del descuido de adultos al dejar a los menores encerrados en autos.

“Afuera puede estar a 100 grados pero en el interior de un vehículo la temperatura puede subir a más de 125 grados en unos minutos y esto es mortal para un niño”, dijo el funcionario.

Los estudios indican que 80% del aumento de temperatura ocurre en los primeros 10 minutos y abrir un poco las ventanas no ayuda a disminuir el proceso de calentamiento ni tampoco a disminuir la máxima temperatura.

“Esto le puede pasar a cualquiera, de hecho más del 55 por ciento de estos casos la persona responsable de la muerte del niño lo dejó sin saberlo dentro del vehículo, esto le sucede a los padres más amorosos, afectuosos y protectores si no toman precauciones”, advirtió.

Factores Contribuyentes

*-El cuerpo de un niño se calienta de 3a5 veces más rápido que el de un adulto.

*Cambios en la rutina diaria, falta de sueño, el estrés, la fatiga y las distracciones simples, son cosas que experimentan todos los nuevos padres.

*Los asientos infantiles instalados mirando hacia atrás NO muestran si un bebé lo está ocupando, o no. *Los niños, especialmente los bebés, a menudo se quedan dormidos en sus asientos de seguridad infantiles orientados hacia atrás; se quedan calladitos y se convierten en pequeños pasajeros que no se notan.

Asegúrese de que sus hijos nunca se queden solos dentro de un vehículo:

*Convierta en hábito el abrir las puertas traseras cada vez que se estacione para asegurarse de que nadie quede encerrado.

*Para reforzar este hábito, coloque un artículo que le sea imprescindible en el asiento trasero: su tarjeta de identificación de empleado, su computadora portátil, su teléfono, su bolso, etc.

*Pídale a su proveedor de cuidado infantil que lo llame de inmediato si su hijo no ha llegado a la hora programada

*Anuncie claramente y confirme quién es responsable de sacar a cada niño del vehículo. La falta de comunicación puede causar que uno piense que es el otro quien retiró al niño.