El Mañana

miércoles, 22 de mayo de 2019

Nacional 17 mayo, 2019

Alertan por falsos cirujanos plásticos

Al consultar, especialistas pidieron verificar las certificaciones de quien realizará el procedimiento

4200

Por Reforma

Monterrey, México (17 mayo 2019).- La mala praxis de médicos no certificados o que no son cirujanos plásticos y realizan procesos quirúrgicos complejos debe denunciarse para evitar tragedias, alertó ayer Luis Fernando Lira, presidente del Colegio de Cirujanos Plásticos, Estéticos y Reconstructivos de Nuevo León A.C.

“Los que hacen procedimientos de forma clandestina e inapropiada son personas que muchas de las veces ni siquiera son médicos, o si lo son no tienen las condiciones establecidas de salubridad, seguridad o cuentan con un quirófano, carecen del entrenamiento y las habilidades quirúrgicas para ofrecer un buen resultado y no reportan sus resultados ni sus complicaciones o consecuencias”, dijo Lira.

EL NORTE publicó ayer el caso de una mujer de 36 años, quien murió siete horas y media después de ser dada de alta tras realizarse una liposucción en un consultorio sin razón social ubicado en Colinas de San Jerónimo.

PARA REVISAR

Antes de realizar una cirugía plástica se tienen que considerar tres aspectos, señaló Lira.

El cirujano plástico debe estar certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, A.C., y cumplir con los requisitos del Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (CONACEM).

También, la institución u hospital donde se realizará la cirugía debe exhibir las licencias específicas de salubridad, instalaciones y mobiliario.

“Las personas interesadas en estas cirugías deben insistir a los médicos que están consultando que tengan sus documentos y sus certificados, y si no es así que los denuncien en la Secretaría de Salud de presentarse una irregularidad, y ante una situación de daños y lesiones en el Ministerio Público”, comentó Lira.

“Debe haber consecuencias y un seguimiento legal a estas situaciones irregulares y a los que se hacen llamar cirujanos plásticos y que no lo son”.

Los riesgos a los que se pueden ver enfrentados quienes deciden hacerse una cirugía en un consultorio clandestino o con un médico sin certificación son muchas, como asimetría e irregularidad en los tejidos involucrados, ulceraciones o infecciones, malformaciones, pérdida de funciones o de un órgano y la muerte.

“En un consultorio clandestino no se les da seguimiento a los pacientes, no permanecen después de la operación para vigilar sus signos vitales, su presión, su temperatura, su frecuencia cardiaca o estado en general antes de darlos de alta y eso es otro factor que lo vuelve peligroso”.