El Mañana

lunes, 20 de mayo de 2019

Nuevo Laredo 15 mayo, 2019

Altercado entre africanos y policías

Se calientan los ánimos en albergue municipal; fuerzas policiacas utilizaron gases lacrimógenos; 4 detenidos

Una mujer de origen africano cayó desmayada tras los disturbios; gases al parecer le hicieron daño. FOTO: ALBERTO CARRASCO / EL MAÑANA

4200

Por MARTHA MARTÍNEZ

“Somo migrantes, no criminales”, gritaba una mujer africana luego de que ayer se generaran disturbios en el Refugio Temporal Municipal -en Juárez y Madero-, donde un altercado entre migrantes africanos y elementos policiales que utilizaron gas lacrimógeno, dejó como saldo al menos cuatro detenidos -tres hombres y una mujer-, así como una persona que debió ser atendida por paramédicos.

Los migrantes africanos, -según testigos- presuntamente en el marco de confusiones y disgustos al ser censados en una lista de control interno, comenzaron a abalanzarse contra personal de albergue, derivado de esto se pidió la presencia de autoridades policiacas, al llegar, los migrantes se dirigieron a los elementos y éstos los sometieron, utilizando en este altercado, el gas lacrimógeno.

Entre los detenidos está una mujer; no hubo lesionados de gravedad, según reportes de las autoridades. FOTO: MARTHA MARTÍNEZ/EL MAÑANA

Mientras el titular de Protección Civil y Bomberos, Omar Enríquez, informaba a la prensa sobre el incidente y las atenciones a los migrantes en el albergue, entre ellos aseo y alimento, un grupo de africanos a su derecha y otro de cubanos a la izquierda dijeron: “Aquí no nos dan comida, todos tenemos que salir a trabajar para comprar nuestros alimentos”, expresó Roberto Fleite, cubano.

Los niños sufrieron una crisis de llanto.

Autoridades y migrantes discreparon sobre las situaciones que catalizaron los disturbios, por su parte los migrantes mencionaron las carencias y condiciones que persisten en el refugio municipal, así como confusiones con listas de migración y de control interno en la que buscan un lugar.

“Hay problemas más graves de que si nos dan un horario o no para entrar o salir, el problema aquí es que esa lista es ficticia, nadie sabe qué número tiene, porque un día soy el numero uno y otro día pasan 15 personas antes que yo. No estamos seguros de nada”, refutaron los migrantes.