El Mañana

lunes, 16 de septiembre de 2019

Tecnologia 30 abril, 2019

Análisis técnico elemental de criptomonedas con medias móviles en Plus500

Si está operando con criptomonedas en Plus500, ya habrá comprobado que la estructura de su plataforma web difiere bastante de algunas herramientas generalistas

4200

Por Anónimo

Si está operando con criptomonedas en Plus500, ya habrá comprobado que la estructura de su plataforma web difiere bastante de algunas herramientas generalistas, como las de Metatrader. Aunque muestra un aspecto simple, se trata de una aplicación bastante intuitiva; quizá con menos funcionalidades que el MT4 o el MT5, pero con recursos suficientes para analizar el mercado adecuadamente. Una vez ubicados los indicadores oportunos, operar es bastante sencillo.

Algunos técnicos son esquivos si está acostumbrado a buscarlos por categorías, aunque todo es cuestión de acostumbrarse a la lista de ‘indicadores disponibles’. Lo mismo ocurre con los recursos elementales para definir tendencias y calcular retrocesos. Todo lo que necesita en ese sentido se encuentra en las ‘herramientas de dibujo’. Lo ventajoso es que estas y otras herramientas están disponibles en la misma ventana de la gráfica.Una barra incrustada en la zona superior basta para tenerlo todo a mano sobre las velas de cotización (o el tipo de gráfica que prefiera). Un gráfico que, por cierto, se expande y contrae a golpe de clic. Todo enmarcado en un entorno compacto, amigable y sencillo. Pero vayamos a lo que realmente importa: ¿cómo puede desarrollar un buen análisis técnico para negociar con criptomonedas en Plus 500?.

TENDENCIAS Y MEDIAS MÓVILES
Aunque el criptomercado es el paradigma de la volatilidad, nunca hay que desestimar el valor de una línea de tendencia bien trazada. Evidentemente, cuanto menor sea la temporalidad, mayores serán los dolores de cabeza que sufrirá. Esta máxima es aplicable a todo tipo de instrumentos financieros, pero con las criptodivisas hay que tener especial atención debido a su naturaleza volátil. Las líneas de tendencia, mejor dibujarlas en un time frame amplio.

Conviene apoyar esta práctica elemental con un recurso igualmente básico: el cruce de medias móviles. Nada le impide limitarse a aplicar una sola media, preferiblemente de 200 periodos, sobre todo si se dedica a buscar rechazos y rupturas de niveles históricos. De nuevo, un marco temporal mayor va a determinar siempre el porcentaje de ‘aciertos’, simplemente porque la probabilidad de implementar una operación satisfactoria es mayor.

Por muy minimalista que sea su estrategia, nunca está de más probar algún cruce que otro. No es necesario perder el juicio cruzando cuatro, cinco o seis medias. Le bastan dos para valorar la situación, al menos desde una perspectiva reduccionista que solamente contemple el ‘cruce dorado’ (golden cross) y el ‘cruce mortal’ (death cross). Ambos conceptos suenan a película hollywoodiense, pero se trata de dos propuestas técnicas básicas.

APLICANDO LOS CRUCES DE MEDIAS
Su aplicación sobre un criptoactivo es similar al efectuado sobre cualquier otro. Recurrimos al golden para cruces alcistas y al death para los bajistas, así de sencillo. En cuanto a su funcionamiento, es igual de sencillo. Cuando la media de menos sesiones cruza al alza la media principal, tendría una señal relativamente eficaz para posicionarse en largo (cerrando la operación cuando el cruce se diera a la baja). Ese sería el ‘cruce dorado’.

Para operar siguiendo un death cross, las indicaciones son inversas. Entre cuando la media de menor número de sesiones cruce la media principal en sentido descendente, y cierre la operación cuando se produzca el cruce de vuelta, hacia arriba. La cuestión es si cunde tener en cuenta este recurso técnico. Evidentemente, no es recomendable tenerlo como único factor en su toma de decisiones, mucho menos si no encaja en su estrategia personal.

Igualmente, la efectividad del cruce de medias móviles queda supeditada al número de sesiones. No es lo mismo manejar dos medias pequeñas (quizá de 20 y 5 sesiones) que dos medias amplias (de 200 y 50 sesiones). En el primer caso, hablamos de longitudes mínimas, operaciones cortas, beneficios reducidos y un desgaste psicológico menor. Asimismo, ofrece más oportunidades para operar frente a las medias de mayor tamaño.Por otro lado, un cruce de medias móviles en un entorno tan volátil como el criptomercado pierde efectividad, al menos en temporalidades bajas. Lo que nos lleva al uso de cruces en marcos temporales altos. Un time frame diario o semanal le pedirá medias mayores para aumentar la probabilidad de éxito, aunque eso signifique exponerse al sufrimiento propio de operaciones interminables con movimientos engañosos. Elija usted qué suplicio le merece más la pena.