El Mañana

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Deportes Más deportes 3 junio, 2019

Andy Ruiz, el mexicano que nació en el boxeo sin respeto

El peleador mexicano rompe con el esquema del boxeador moldeado por dioses; tras el triunfo, su límite, dice, es el cielo

4200

Por El Universal

Por su aspecto, nació en el boxeo sin respeto. Desde niño siempre escuchó que era demasiado gordo para ser peleador, pero Andrés Ponce Ruiz Jr nunca escuchó y ahora es el superhéroe de muchas personas que se indentifican con él.

Fiel devorador de las barras de chocolates Snickers, Andy Ruiz, como mejor se le conoce, el sábado por la noche alteró el orden del boxeo mundial al noquer al invicto campeón inglés Anthony Joshua para arrebatarle sus tres cinturones (Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y Organización Mundial de Boxeo), en una de las mayores sorpresas que ha tenido la historia del boxeo mundial.

“Tengo mis Snickers aquí conmigo. Estamos trabajando en un acuerdo, estamos muy cerca de cumplir este contrato”, reveló Ruiz sobre la posibilidad de convertirse en imagen de los cholcolates.

Andy, primer monarca mexicano de los pesos pesados, se inició en el pugilismo a los seis años cuando su papá lo metió a un gimnasio cuando le dijeron que no podía jugar beisbol por su  peso. El boxeador mexicano, Andy Ruiz, se convirtió en el primer mexicano campeón de peso completo

Apodado Destroyer por la facilidad que tenía para destruir los juguetes que le compraban, Andy encontró entre los costales y las peras un lugar para refugiarse de las burlas por ser gordo.

“Mi papá me metió en el boxeo. Tenía seis años cuando ingresé por primera vez a un gimnasio de boxeo. Entrené durante un año entero y cuando tenía siete años, tuve mi primera pelea amateur en San Diego, California”.

El mexicano empezó a ganar fama por la velocidad de sus manos, pero no dejaba de ser considerado como el boxeador de la barriga holgada. Ganaba peleas pero no reconocimiento por no tener una figura cincelada.

Con el entrenador cubano  Fernando Ferrer, el Gordito alcanzó en su carrera amateur un récord de 105 victorias y cinco derrotas. De hecho, fue bicampeón en la Olimpiada Nacional representando a Baja California.

Andy nació en Imperial Valley, California, pero se crió en Mexicali bajo el cuidado de sus padres, que son mexicanos.  

El actor quedó sorprendido tras la victoria del mexicano contra Anthony Joshua

Intentó representar a México en los Juegos Olímpicos de Beijing, pero no clasificó tras perder con el cubano Robert Alfonso y el colombiano Oscar Rivas.

Ascendió al profesionalismo en marzo de 2009 cuando tenía 19 años. Destroyer noqueó en el primer asalto a Miguel Salvador Ramírez, en Tijuana.

En 33 peleas, Ruiz ha conseguido 22 triunfos por la vía del cloroformo, pero el más importante fue el sábado por la noche al doblar en la meca del boxeo (Madison Square Garden), a un hombre al que las apuestas lo tenían 33-1.

“Me siento muy bien, hombre. Esto es con lo que he estado soñando. Para esto he estado trabajando duro. No puedo creer que haya hecho realidad mis sueños. Sólo quiero agradecer a mi equipo y a mi familia. El cielo es el límite”, declaró al terminar la pelea.

La oportunidad de enfrentar a Anthony Joshua le llegó apenas con dos semanas de antelación. 

El boxeador mencionó que está dispuesto a volver a pelear con Anthony Johsua, a quien derrotó increíblemente para convertirse en el primer púgil mexicano campeón mundial de los pesos completos

Andy no podía decir que no y tomó la pelea para convertirse en el nuevo ‘Hombre Cenicienta’. 

Ruiz sobrevivió a una caída en el tercer asalto, como no iba hacerlo si sobrevivió al bullying que desde niño sufrió por su peso.

El mexicano amargó el debut de Joshua en el mercado estadounidense, ahora la revancha se relizará en Inglaterra.

“Esto es para todo México. México tiene su primer campeón mundial de peso pesado, e hicimos historia”.