El Mañana

martes, 20 de agosto de 2019

Nuevo Laredo 7 agosto, 2019

Arde Dulcerama; evitan propagación

Durante el combate a las poderosas llamas, varios bomberos sufren sofocación al tratar que otros negocios no fueran alcanzados

4200

Por CARLOS TIJERINA

En cuestión de minutos, el negocio Dulcerama de la avenida Reforma quedó destruido por el fuego, presuntamente a causa de un cortocircuito en sus instalaciones, dejando pérdidas materiales por más de un millón y medio de pesos aproximadamente.

Por el siniestro, se reportó a varios bomberos sofocados por el denso humo que había dentro de las instalaciones y se temía que el fuego alcanzara a otros negocios contiguos ubicados cerca de la calle Laguna de Catemaco, en la colonia Concordia.

El siniestro se registró el martes por la mañana en el negocio Dulcerama, hasta donde llegó una veintena de bomberos, así como oficiales operativos y hasta el mismo director de Protección Civil, Omar Enríquez Sánchez.
Según los primeros reportes, un cortocircuito habría sido la causa principal por la que el negocio se incendiara y que el fuego lo destruyera por completo.

Debido a la intensidad, las llamaradas alcanzaron fácilmente los cuatro metros de altura, la rápida actuación de los bomberos evitó que el fuego avanzara hacia negocios contiguos, uno de ellos una tienda de pinturas.
Debido a la conflagración, tres de los elementos que combatían el fuego resultaron sofocados por la densa nube de humo que se formó dentro del lugar.

No se informó si fue necesario su traslado en ambulancia a algún hospital, pero en el sitio recibían ayuda de sus compañeros paramédicos.
Enríquez Sánchez declaró que en el incendio trabajaron alrededor de 20 bomberos, así como personal operativo que ayudó en las labores. En el lugar de la conflagración fueron concentradas tres apagadoras, tres pipas para abastecerse, así como una ambulancia y otro vehículo de rescate en caso necesario.

Allí fueron atendidos los bomberos sofocados por paramédicos de Protección Civil, recibiendo muchos de ellos botellas con agua para hidratarse y bebidas embotelladas para amortiguar su agotamiento.

En el lugar del incendio fue visto el propietario. que no se identificó, y que confirmó que el problema se inició cuando el encargado de abrir las puertas del negocio accionó los “brakes” de electricidad, generando en ese momento el cortocircuito en sus instalaciones.