El Mañana

sábado, 28 de marzo de 2020

Cultura 20 febrero, 2020

Arquitecto recrea lugares en miniatura

El arquitecto Homero Guerra realiza interesantes réplicas de lugares famosos y escenarios cotidianos

Esta villa nevada es una de las piezas más grandes de la impresionante colección privada de maquetas.

4200

Por Idalia Álvarez / idalia.alvarez@elmanana.com.mx

Un pequeño universo lleno de magia y encanto se esconde en el estudio de un talentoso arquitecto neolaredense. Homero Guerra, crea impresionantes maquetas logrando replicar lugares famosos y escenarios cotidianos.

Nació como un hobby pero se ha convertido con el paso de los años en todo un arte, utilizando el tiempo libre desde hace algunos años, este creativo fronterizo inició a construir lo que sería una maqueta con la intención de realizar la réplica de un aeropuerto, esto debido a su afición del aeromodelismo; sin embargo su talento lo llevó a otras escalas.

Gracias a la facilidad y conocimientos profesionales por su carrera, fue como arrancó su primer proyecto a escala, después de una llegó otra y así sucesivamente hasta tener maquetas a gran escala con muchos detalles cuidados hasta en lo más mínimo.

Dentro de las maquetas cuenta con una réplica de unos Alpes nevados en donde está un bosque teleférico, estación de tren cabañas, y la cuesta para esquiar, en las faldas de la misma está una viña navideña.

Una de las maquetas más amplias es una ciudad en donde el tren recorre gran parte de la misma, en ella hay pequeñas casitas, una estación de trenes, un campo de siembra lechugas y manzanas. Enseguida de dicha maqueta se encuentra un rincón en el cual hay varios escenarios de Nuevo Laredo uno de ellos, es el antiguo autocinema “Serenata” y algunos otros sitios por ese rumbo de los cuales muchos recordaran.

En esta colección hay también unas enormes cascadas rodeadas de naturaleza, isletas y muelles en donde se pueden ver diferentes escenas de paseantes.

En el otro costado de le estudio en una esquina está situado una hermoso paraíso tropical, una playa en donde se combina la vista de la estructuras rocoso de Cabo San Lucas, edificios imponentes de Dubái, barcos, sol, arena y mar.

Separada de la secuencia de maquetas esta otra que aprecia una típica urbe estadounidense en donde un ciclista recorre las avenidas ejercitándose.

La colección es tan amplia que en otra habitación está guardas maquetas anteriores, otros en proceso y piezas para la realización de próximos proyectos.

Una de las intensiones del arquitecto es terminar el aeropuerto el cual está cuidando a detalle para lograr un acabado igual de bueno o mejor que el de sus otras maquetas.

Cada uno de los escenarios esconde sorpresas que es necesario analizar y poner atención a los pequeños detalles, además en todos hay piezas con movimiento, luces, sonidos entre otros atractivos.

Aun cuando la colección es privada, su creador permitió compartir su arte para inspirar a más personas con gusto por el coleccionismo y las maquetas a continuar con su actividad.


MÁS NOTICIAS