El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Tecnologia 30 mayo, 2019

Así será el nuevo ‘sistema operativo moderno’ de Microsoft

La empresa de Redmond ha hablado sobre su nuevo sistema operativo en el que están trabajando, y el cual parece que dejará de llamarse Windows

4200

Por Agencias

ESTADOS UNIDOS.- Microsoft tiene la vista puesta en un nuevo sistema operativo, aún sin bautizar, que podría ser la respuesta a las recientes propuestas del sector de ordenadores, cuyos fabricantes comienzan a ofrecer dispositivos que distan cada vez más del concepto tradicional de ordenador. La tecnológica de Redmond ha dado en Computex 2019 las primeras pistas acerca de cómo podría ser dicho sistema.

La feria tecnológica que se celebra estos días en Taipei, está dejando interesante novedades en el panorama de los ordenadores portátiles, que parece que están consiguiendo atraer de nuevo la atención del público a base de innovación y peculiares apuestas. Es el caso, por ejemplo, del ZenBook Pro Duo, un terminal con pantallas añadidas sobre la superficie originalmente dedicada al teclado que aportan utilidades extra.

Este modelo, que se suma a otros similares que hemos podido ver durante los pasados meses, realza la creciente necesidad de un sistema operativo que se adapte a las nuevas iteraciones y suponga un paso adelante respecto a lo existente en la actualidad. Una variedad que ponen, precisamente, en relevancia en una publicación en el blog de Microsoft, donde aprovechan también para hablar acerca de un “sistema operativo moderno” para dar respuesta a las nuevas necesidades.

NUEVAS SOLUCIONES PARA NUEVOS RETOS
“Estos nuevos PC modernos y dispositivos innovadores que el ecosistema continuará construyendo y lanzando al mercado en el futuro requieren un sistema operativo moderno”, aseguran desde la compañía. “Un sistema operativo que proporcione un conjunto de posibilidades que brinden las experiencias fundamentales que los clientes esperan de sus dispositivos, y que incluya un conjunto de extras que brinden experiencias innovadoras centradas en el ser humano”.

Ahora bien, ¿cuales son las características que compondrán el núcleo de este sistema operativo? Microsoft no especifica de manera detallada los pormenores del software que tiene en mente, pero sí proporciona una serie de pilares de lo que hacen referencia en varias ocasiones como “SO moderno”.

Entre ellas destacan las actualizaciones “invisibles” y en segundo plano, una de las asignaturas pendientes de Microsoft que lleva tiempo encontrándose entre los puestos más altos de las listas de deseos de los usuarios de cara a futuras mejoras. La firma promete que estas se llevarán a cabo sin interrupción para el usuario, mejorando el flujo de trabajo en el día a día.

Igualmente, apuntan hacia un sistema operativo más seguro donde todo esté perfectamente compartimentado para minimizar los riesgos en caso de ataques maliciosos o situaciones imprevistas. Este tendrá también grandes capacidades de conexión, como 5G, y mejorará el rendimiento: “desde el momento en que un usuario recoge su dispositivo todo está listo para funcionar, sin tener que preocuparse por la próxima vez que se deba cargar el PC”.

La inteligencia artificial y el procesado de información en la nube son también aspecto relevantes para un sistema que pretende hacer más por el usuario sin que este tenga que pedirlo de forma directa. Por último, Microsoft hace referencia a un sistema multisensorial en cuanto a métodos de interacción y con un factor forma que se adapta a cada necesidad concreta.

Un compendio de características que en ciertos aspectos se pueden identificar también en los ordenadores actuales, pero que ponen de manifiesto el interés de la firma en dar un salto de cierta magnitud para mejorar la experiencia con estas máquinas. No hay ni una palabra, eso sí, de cuándo y bajo qué premisas llegaría este sistema o si formaría parte del rumoreado Windows Lite, pero lo que sí está claro es que, junto a las recientes apuestas de los fabricantes e iniciativas como Project Athena de Intel, el panorama del PC se torna cada vez más apasionante.