El Mañana

viernes, 15 de noviembre de 2019

Extranjero 12 enero, 2019

Atacarán problema de pacientes mentales

Funcionarios municipales pedirán en Austin, Texas, fondos especiales para que esta agencia de salud mental

De octubre del 2016 a octubre del 2018 Horacio de León, Jr., regente municipal, dijo que se buscarán fondos para atacar el grave problema de salud mental en Laredo.

4200

Por Francisco Díaz

LAREDO, TX.- El elevado número de pacientes con problemas mentales en esta ciudad hace urgente que el Centro de Salud Mental Border Region reciba recursos humanos y equipo porque su capacidad ya se rebasó.
Esto obliga a los oficiales del Departamento de Policía de Laredo a realizar intervenciones en situaciones de emergencia cuando los pacientes mentales se salen de control y se convierten en un peligro para la comunidad.

Desde octubre del 2016 a octubre del 2018 los elementos de la policía local respondieron y ejecutaron 207 detenciones de emergencia de personas con problemas de salud mental que se convirtieron en un peligro para ellos y para el público.

Funcionarios municipales encabezados por el alcalde Pete Sáenz pedirán en Austin, Texas, fondos especiales para que esta agencia de salud mental, la única reconocida por el estado de Texas en Laredo, reciba los recursos necesarios.

El incremento en la población y la escasez de fondos en esta agencia ha hecho que su capacidad sea rebasada mientras la demanda de servicios va en aumento.

El regente municipal Horacio de León, Jr. indicó que el Departamento de Policía ha sido proactivo para ayudar a controlar el problema, pero definitivamente se requieren más fondos estatales. Los elementos han recibido entrenamiento para intervenir en crisis de salud mental; además, trabajan muy de cerca con el personal de salud mental para responder juntos a los casos de emergencia.

En estos casos se determina si la persona requiere de ser internada en una institución de salud mental en lugar de la cárcel.

Cuando los oficiales de policía detienen a una persona, se le lleva al Centro de Salud Mental para una evaluación, pero las instalaciones son limitadas en espacio y personal, por lo que muchos pacientes se quedan sin servicios.
La crisis es tanta que en los hospitales ya designaron cuartos de la sala de emergencia para instalar a quienes estén en espera de ser admitidas en facilidades de salud mental, de cinco a siete días.

En su visita a la capital del estado a fines de mes, los funcionarios municipales hablarán con representantes de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas así como con el Departamento de Justicia en busca de recursos.