El Mañana de Nuevo Laredo

21 noviembre, 2020

Aumenta obesidad en niños de Nuevo Laredo




Tres de cada 10 menores sufre sobrepeso a raíz de la inactividad generada por el encierro en casa

Por Emma Treviño


Compartir esta publicación

El sedentarismo propiciado por las medidas de confinamiento de la pandemia han derivado en un incremento en la obesidad infantil en Nuevo Laredo, en donde el Sector Salud estima que al menos tres de cada 10 menores tienen algún grado de sobrepeso.

Solamente en el transcurso de la pandemia han sido detectados 50 nuevos casos de diabetes infantil Tipo 1, sin embargo se estima que la cifra es mucho mayor, pues permanecen en casa y no han sido oficialmente diagnosticados.

Aunque la glucosa alta se detecta en los niños en el dedo, lastimosamente en ellos, ya cuando el menor se queda inconsciente al dejar de producir insulina de forma abrupta, es su debut a la diabetes.

“La pandemia se va ver reflejado en un incremento en los niños porque hay una inactividad, ya no sales del cuarto, de la casa, no vas a la escuela, al igual que los adultos, entonces tenemos que aprender a vivir de una manera diferente, y aunque mi casa sea de 6×20 tenemos que hacer ejercicio, y no hay pretexto alguno, y el cómo sí puedo hacer”, expresaron expertos médicos.

TE PUEDE INTERESAR: No da tregua el Covid en Nuevo Laredo

A la par del ejercicio, los profesionales de la salud destacaron la importancia de comer sanamente, ya que es más caro comprarse una pizza que dos kilos de pollo con verduras, incluso es más costoso ir a cenar tacos con la familia que comprar frutas y verduras y preparar un buen alimento nutritivo.

“No es verdad que la comida sana sea más cara, que es más trabajo sí, sólo es cuestión de cultura, pero sí es más laboriosa, pero es parte de lo que debemos de hacer, hay que ponerle mucha atención a esto, por lo que estamos detectando personas diabéticas para crear grupos de autoayuda”, dijeron los especialistas.

La gran mayoría de estos menores oscila entre los 10 y 18 años de edad, por lo que la detección oportuna puede ayudar postergar las complicaciones que tiene la diabetes, que va desde daño vascular, cardiopatías, amputaciones de extremidades, ceguera, daño renal entre otros.

Comentó que con la pandemia, la falta actividades escolares ha provocado que las campañas de detección en los niños con obesidad y sobrepeso, así como diabéticos no se puedan llevar a cabo, cuando anteriormente se les detectaba y se enviaba a chequeo.

Ante este panorama de obesidad que afecta a los menores, el Sector Salud realiza un exhorto a los padres prestar atención al peso de sus hijos y llevarlos a sus unidades de Salud si estos presentan incremento de más para prevenir su desarrollo, o en su caso, de ya ser diabético, iniciar con un tratamiento.


Compartir esta publicación

Más noticias