El Mañana

sábado, 20 de julio de 2019

Laredo Texas 13 mayo, 2019

Aumentan muertes por abuso infantil en Texas

Durante el año fiscal pasado en Texas se registraron un total de 211 muertes de niños no mayores a los tres años, de los cuales 92 fueron víctimas de maltrato físico

La pasión por un equipo de futbol llevó a un hombre a provocar la muerte de su hija América Salgado, de tan sólo 5 meses de nacida. FOTO: CORTESÍA

4200

Por Anónimo

EL PASO, TX.- A pesar de que el número de casos de abuso infantil investigados en el estado disminuyeron durante el año fiscal 2018, por desgracia las muertes de niños por abuso o negligencia aumentaron de manera drástica, informó el Departamento de Servicios Familiares y de Protección de Texas (DFPS).

El reporte anual de DFPS muestra que durante el año fiscal pasado en Texas se registraron un total de 211 muertes de niños no mayores a los tres años, de los cuales 92 fueron víctimas de maltrato físico.

Estas cifras tienen preocupadas a las autoridades, ya que representan un aumento del 22.7 por ciento comparadas con las 172 muertes durante el año fiscal 2017; 58 de ellas fueron por maltrato físico.

El Condado de El Paso forma parte de estas estadísticas, ya que una de esas 92 muertes por maltrato ocurrió en esta frontera el 26 de junio de 2018, en una vivienda de la cuadra 1500 de Spencer Drive, en el lado Este.

En este lamentable caso un niño de tres años murió de una hemorragia cerebral, tras ser golpeado brutalmente por Adrián Amaya, de 24 años, quien estaba cuidando al menor, de nombre Remmy Piria.

Documentos oficiales en poder de El Diario de El Paso indican que Amaya golpeó al menor para “disciplinarlo” por hacerse del baño en los pantalones.

TRAGEDIA HACE DÍAS

Lamentablemente este no es el único caso registrado en El Paso… el más reciente ocurrió el 3 de mayo. La pasión por un equipo de futbol llevó a un hombre a provocar la muerte de su hija América Salgado, de tan sólo 5 meses de nacida, luego de haberla estrujado violentamente por no dejarlo ver el partido del América –su equipo favorito– contra Tiburones Rojos del Veracruz.

Al concluir el partido Pedro Favela Salgado regresó a ver a la bebé, pero al darse cuenta que no respiraba, en vez de llamar al 911 llamó a su esposa Michelle Gutiérrez para pedirle que volviera a casa porque “se le había caído la niña”.