El Mañana

domingo, 25 de agosto de 2019

Laredo Texas 31 julio, 2019

Aumentan servicios de salud mental y abuso de sustancias

Richard Peña Raymond, diputado estatal por el Distrito 42

Cortesía

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- Las personas que necesiten servicios de salud mental contarán con más recursos y programas gracias a los proyectos legislativos aprobados en el Congreso de Texas, dijo el diputado estatal Richard Peña Raymond.

“Tuvimos un aumento del 10 por ciento en los fondos aprobados para programas de abuso de substancias y salud mental”, comentó el legislador.

Entre los programas aprobados en Austin destacó uno de 99 millones de dólares para la creación de un consorcio de cuidados de salud mental para niños, incluido en una ley para la seguridad escolar en el Estado de Texas.

“La creación de este consorcio ayudará a identificar mejor los problemas de salud mental y atacar de raíz sus causas, los niños tendrán acceso a centros de siquiatría para consultar con especialistas pediatras”, indicó.

La legislación amplió además el número de los programas de telemedicina utilizados para el tratamiento y la identificación de desórdenes mentales.

“El nuevo sistema proveerá además más recursos para contratar más siquiatras para niños y para adolescentes”, mencionó.

Peña Raymond consideró que la salud mental y la seguridad escolar son dos temas que van de la mano y la creación de este consorcio es de vital importancia para las comunidades de Texas.

“Reconocemos que los problemas de salud mental requieren de muchos recursos para su tratamiento”, afirmó el funcionario.

El legislador indicó que se aprobaron 3.3 billones de dólares para el programa de CHIP y Medicaid para niños, 4.4 billones para quienes no tienen estos programas y no califican, y 99 millones para el consorcio infantil.

“Con estos fondos aprobados queremos ampliar la capacidad para atender a pacientes de salud mental, además de reducir los problemas de abuso de sustancias entre mujeres embarazadas y jóvenes”, señaló.

Resaltó que estos recursos servirán para que 23 agencias diferentes del Estado de Texas tengan más capacidad para dar servicios.

“Con estos fondos aprobados queremos ampliar la capacidad para atender a pacientes de salud mental, además de reducir los problemas de abuso de sustancias entre mujeres embarazadas y jóvenes”.