El Mañana

jueves, 18 de julio de 2019

Nacional 7 mayo, 2019

Avión desploma a 40,000 pies; cae en picada 2 minutos (VIDEO)

Un error del piloto termina en una caída libre de 2 minutos y la muerte de 13 personas que viajaban de Las Vegas a Monterrey

4200

Por EL NORTE

MONTERREY.- Un error del piloto al intentar librar la cúspide de una formación de tormentas terminó en una caída libre de 2 minutos de un avión ejecutivo rentado y la muerte de 10 pasajeros y tres tripulantes que viajaban de Las Vegas a Monterrey.

La aeronave Bombardier Challenger bimotor con la matrícula N601VH cayó la tarde del domingo en una zona serrana de Coahuila, falleciendo los integrantes de dos familias originarias de Yucatán y Tabasco, cuyos hijos estudiaban y vivían en Monterrey desde hace años, así como dos amigos regios.

El grupo -de entre 57 y 19 años- venía de presenciar la pelea del sábado de Saúl “Canelo” Álvarez en Las Vegas, a donde llegaron el viernes a las 19:08 horas (tiempo de Nevada).

Dentro de la ruta de Las Vegas a Monterrey seguida por el piloto Juan José Aguilar Talavera, de 45 años, suele formarse una “celda” conocida como Cumulus Nimbus, que está típicamente asociada con turbulencia severa y granizo.

De acuerdo con registros aeronáuticos, Aguilar intentó librar la cúspide de esta formación de tormentas, iniciando un ascenso de 37 mil pies -su altura de ruta- a 40 mil pies.

Pero en ese proceso de ascenso, un descuido del piloto originó una pérdida de velocidad de la aeronave, y después una pérdida total del control y el desplome.

El avión cayó descontroladamente 20 mil 160 pies (unos 6 kilómetros) por minuto hasta impactar 2 minutos después en un área serrana de difícil acceso, a 239 kilómetros (129 millas náuticas) del Aeropuerto Venustiano Carranza, en el municipio de Ocampo, Coahuila.

De acuerdo con el reporte de vuelo, Aguilar tenía su licencia de piloto pendiente.

Además, el avión -con matrícula de Estados Unidos- estaba operando en México como aerotaxi, sin contar con esta autorización.

Los pasajeros que perdieron la vida pertenecían a las familias Reyes Luna y Vela García, originarias de Yucatán y Tabasco, respectivamente, pero con fuertes lazos con Monterrey por estudiar aquí sus hijos, que también fallecieron en el accidente.

La familia Reyes Luna estaba formada por Luis Octavio Reyes Domínguez, de 55 años, y Loyda Liliana Luna Larrosa, de 49, y sus hijos Jade Paola, de 26; Guillermo Octavio, de 23, y Frida Alejandrina, de 19.

De la familia Vela García viajaban Ramón Amauri Vela, de 57 años, y Martha Isabel García Lagunes, de 43, y su hijo Gary Amauri, de 19.

Con la familia Reyes Luna viajaban Mónica Leticia Salinas Treviño, de 22 años, y Manuel Alejandro Sepúlveda González, de 25 años, quienes eran regios y novios de Guillermo y Jade.

Cinco de los jóvenes eran alumnos o egresados de la UDEM.

Los dos padres de familia habían sido compañeros de trabajo, primero en Pemex y en los últimos años como ejecutivos de Typhoon Offshore, una empresa perteneciente a Ricardo Salinas Pliego.

También murieron en el accidente el copiloto, Luis Ovidio González Flores, de 29 años, y la sobrecargo, Adriana Monserrath Mejía Sánchez, quien mañana miércoles cumpliría 30 años.

En el registro de actividad del Challenger, propiedad de la estadounidense TVPX Aircraft Solutions, se revela que el viernes realizó cuatro trayectos a partir de las 7:44 horas: Toluca-Chihuahua, Mazatlán-Durango, Toluca-Monterrey, y Monterrey-Las Vegas, en ese orden.

El domingo despegó a las 14:52 horas de Las Vegas (tiempo de Nevada) con destino a Monterrey.

Al no llegar al Aeropuerto Internacional de Monterrey, a donde debería arribar a las 18:30 horas locales, las autoridades aeronáuticas emitieron esa noche una alerta por desaparición del avión.

A través de su cuenta de Twitter, el “Canelo” Álvarez lamentó el accidente.

“Lamento profundamente el terrible accidente del avión proveniente de Vegas. Agradezco de corazón el apoyo de toda la gente que viaja para ver mis peleas. Mis oraciones están con sus familiares”, expresó.