El Mañana

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Laredo Texas 6 junio, 2019

Ayudan a alumnos en condición de indigentes en UISD

Entregaron apoyos a más de 263 estudiantes que viven en calidad de indigencia

UISD entregó apoyos a más de 263 estudiantes que viven en calidad de indigencia, sin hogar, asistidos con familiares, en casas sin servicios públicos, alejados de la urbanidad. FOTOS: EL MAÑANA

4200

Por Mauricio Belloc

LAREDO, TX.- El Distrito Escolar Independiente Unido tiene 263 estudiantes que viven en condición de indigentes, sin hogar, por lo cual gracias a fondos federales de la Ley McKenney Vento creada en 1987, se les ayuda, con todo a sus familias, madres divorciadas, abandonadas, padres en prisión, muertos o asesinados, niños y adolescentes que no tienen casa, la perdieron por falta de pago, se les incendió, niños y adolescentes que viven en hogares de familiares, son quienes reciben ayuda de UISD.

Ayer miércoles en el Complejo de Actividades Estudiantiles (SAC) de UISD se repartieron parrillas-hornillas, baterías para cocina, cobertores, sobre camas, bolsas de dormir, colchonetas, , despensas de alimentos, artículos de aseo personal y de la casa, cloro, detergente, abanicos para la temporada de calor, para la gente más necesitada que tiene alumnos en las escuelas del distrito.

“Mucha gente vive en rancherías, muchos sin electricidad, otros en casas que se incendiaron, viven prácticamente en el armazón de la misma, sólo tienen el techo que les protege, pero no tienen nada más, ni mobiliario, ni servicios públicos, y no saben qué van a comer, si en una casa vive más de una familia, se les declara como indigentes”, dijo Sara Hernández, educadora y coordinadora de Programas Federales para UISD.

“LISD también tiene muchos alumnos en situación de indigencia, gracias a este apoyo federal el programa McKinney-Vento, se ayuda con todos estos insumos a la gente, pero además en diferente temporada, se hacen otras entregas, por ejemplo, en agosto, antes de ingresar a un nuevo ciclo lectivo, se les brindan mochilas, útiles escolares, uniformes completos, con calzado, corte de pelo, cuadro de vacunas y revisiones médicas”, dijo la entrevistada.

Un enorme equipo humano, que encabezan Sara Hernández, acompañada de Ericka Brizuela y Roberto Ruiz entre otros, repartieron incluso alimentos preparados, lonches, hamburguesas y otros, a los chicos que acudieron acompañados de su madre o padre a recoger sus apoyos.

“Hay chicos de 15, 16 y 17 años de edad, que no tienen un solo familiar, que viven en albergues, en lo que terminan la preparatoria y se les logra colocar en una universidad local o fuera de la ciudad y estado, tenemos 10 chicos viviendo en los albergues Betania y Arcoiris, así como otros tantos más que esa cantidad, en hogares Foster”.

Gente que vive en “El Primero”, “Las Pilas”, “Los Botines”, en los poblados de Río Bravo y El Cenizo y en general en las colonias alejadas de Laredo, dentro del Condado de Webb, es transportada a cada evento de este tipo, para recibir lo suyo, gracia a la Ley McKinney Vento.